Los Celtics logran el 2-0 pese al despliegue de LeBron James

Menos de 8 minutos necesitó para superar su anotación total del primer partido de la serie, pero ni siquiera con una gran actuación del mejor jugador de la NBA fue suficiente para los Cavs. Boston se impuso en el segundo encuentro de las Finales de Conferencia por 107 a 94 y ya domina la eliminatoria por un claro 2-0.

Cleveland, centrando todo su juego en LeBron James, saltó al encuentro con la idea de marcar el ritmo desde el principio y evitar ser barridos de la pista como sucedió en el choque anterior. Los de Ohio rindieron de forma muy diferente a como lo hicieron 48 horas antes y merced a James ganaron los dos primeros cuartos para irse al descanso con una ventaja de 7 puntos (48-55).

LeBron James había dominado logrando 21 puntos en el primer cuarto —igualando su récord personal en un cuarto de playoffs— de los 27 que logró su equipo, pero su rendimiento bajó tras sufrir un golpe en el cuello durante el segundo cuarto. El alero tuvo que ser examinado en el vestuario durante dos minutos, y aunque pudo volver a la pista para que el golpe le afectó durante el resto de la velada.

Fue en el tercer cuando el partido tomó otro rumbo. Los cambiaron de velocidad y apretaron a ambos lados de la cancha, logrando un parcial de 36 a 22 que provocó un vuelco en el marcador. El equipo local controló la noche a partir de entonces y volvió a imponerse en un último cuarto en el que los —17 puntos en los últimos 12 minutos— no fueron capaces de poner en peligro su segundo triunfo de la serie.

Los mejores

El máximo anotador de los Celtics fue con 23 puntos y 7 rebotes, seguido de con 18 tantos, 14 de ellos durante el decisivo tercer cuarto, su mejor marca en un cuarto de playoffs. aportó 15 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 2 tapones y 2 robos, Marcus Morris 12 puntos, Jayson Tatum 11 tantos y resultó providencial como revulsivo con 11 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias y 4 robos.

Por el lado visitante LeBron James logró otro triple-doble al sumar 42 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes con 16 de 29 en tiros de campo, mientras que Kevin Love aportó 22 puntos y 15 rebotes y Kyle Korver llegó a 11 tantos. Ningún otro jugador de los Cavs alcanzó los dobles dígitos en anotación.

Un 2-0 que puede ser decisivo

Los Celtics van 9-0 en el TD Garden en lo que va de playoffs, una impoluta marca que les acerca a las Finales de la NBA ya que la ventaja de campo en esta serie es para ellos. Los de Brad Stevens tendrían que limitarse a ganar dos partidos más en casa y podrían perder tres en Cleveland —lo mismo que sucedió en primera ronda contra Milwaukee— para acceder a la serie decisiva de la temporada.

El tercer partido de la serie se diputará en el Quicken Loans Arena de Cleveland el próximo sábado. Durante estos próximos tres días los Celtics disfrutarán del 2-0 a su favor, una ventaja que ha servido en el 95% de las eliminatorias de siete partidos en la historia de los playoffs. Y concretamente a los Celtics les ha servido en el 100% de las ocasiones, puesto que siempre se han puesto 2-0 han ganado la eliminatoria (37-0)

LeBron James se ha enfrentado a un 2-0 en contra en seis ocasiones en su carrera, remontando en 2007 en Finales de Conferencia ante los Pistons y en 2016 en las Finales de la NBA ante Golden State Warriors. El alero de los Cavs no se veía con un 2-0 en contra en el Este desde 2008, hace 10 años, también ante los Celtics.