Los Celtics no dan opción a los Pacers

El duelo directo de la noche cayó del lado de Boston . Los de Brad Stevens pasaron por encima de los Indiana con un contundente 135-108, y se convierten así en el equipo más en forma de la NBA con cuatro victorias consecutivas. Este resultado comprime aún más la lucha por el tercer puesto del Este, y da algo de margen a Raptors y Bucks en su pelea por el liderato.

Si bien la barrera de los 130 puntos está dejando de ser una marca tan extraordinaria, no es para nada habitual ver dicha cifra reflejada en el marcador del rival de Indiana. El cuadro de McMillan no recibían 135 tantos desde abril de 2017, en un partido en Cleveland que contó con 2 prórrogas, y su peor cifra esta temporada estaba en 127 ante los Hornets. No es casualidad que esto ocurra en su tercer partido sin , máximo taponador del campeonato y pieza clave en la protección del aro.

Los Celtics, por su parte, firmaron su quinto partido consecutivo con al menos 30 asistencias, la mejor marca de la franquicia desde 1987. Fue además su encuentro más anotador, superando los 133 puntos anotados ante Chicago hace poco más de un mes. Sin duda, una noche redonda para el TD Garden.

Anotación repartida

, con 22 puntos, fue el máximo anotador del encuentro igualado con . El escolta está viviendo una temporada de lo más irregular, y sus marcas anotadoras de los últimos partidos parecen una auténtica montaña rusa: 4, 18, 6, 30, 10, 21, 4, 22… Anoche le tocó dar la versión buena, aunque, por suerte para él, Stevens cuenta con una plantilla lo suficientemente amplia como para no resentirse en demasía de su falta de consistencia.

Además de Brown y Morris, otros cinco jugadores de Boston superaron la decena de puntos, entre los que destacan los 20 de . , por su parte, se quedó con unos discretos 12 tantos en solo 23 minutos.

En Indiana, volvió a aprovechar la titularidad para brillar, y fue el mejor de los suyos con 20 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias. Le siguieron con 17 y con 15, aunque de poco le sirvió a unos Pacers que llegaron a ir perdiendo por hasta 31 puntos. No queda otra que hacer borrón y cuenta nueva antes de visitar el Madison para cerrar su gira de cinco partidos por el Este.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)