Los Clippers humillan a Philadelphia: 45 puntos de ventaja

123 – 78

Los Angeles Clippers aprovecharon la visita de uno de los equipos más débiles de la liga para lograr la victoria más amplia de la historia de la franquicia.



El equipo de Doc Rivers finalizó el encuentro con 45 puntos de ventaja, superando la anterior marca de 39 puntos que habían conseguido contra los Bulls el pasado mes de noviembre. Los 45 puntos también son un récord de la temporada, ningún equipo había ganado por tanto margen en la presente campaña.

El partido comenzó con un parcial de 13–0 que fue aumentando hasta el 30–5 o el 46–15 del final del primer cuarto. Sin nada que pudiera frenar su ataque, los Clippers llegaron a disfrutar de 56 puntos de ventaja en el marcador con el 89–33 que se pudo ver a mitad del tercer cuarto.

Curioso fue también el 100–51 con el que se empezó el último cuarto, había que frotarse los ojos para comprobar que el marcador era real.

Griffin suma y sigue

está en uno de los mejores momentos de su carrera. El ala-pívot consiguió anoche 26 puntos, 11 rebotes y 6 asistencias en sólo 25 minutos de juego. Griffin ha terminado con al menos 25 puntos en 11 de sus últimos 12 partidos.

Otros jugadores de los Clippers que destacaron por sus estadísticas personales fueron con 21 puntos y con 10 puntos y 20 rebotes.

Incluso hubo tiempo de sobra para otros no tan habituales como (12 minutos, sin puntos, 7 rebotes) o (9 minutos, 5 puntos).

CP3 está de vuelta

Seis semanas después de lesionarse, volvió a jugar un partido y lo hizo consiguiendo 7 puntos, 8 asistencias y 4 robos en 23 minutos de juego. Los Clippers han cosechado un balance de 12–6 mientras su base titular ha estado ausente.

Pésimos números de Philadelphia

Los 76ers (15–37), perdedores en 13 de los últimos 16 partidos que han jugado, presentaron un pobre 27% de acierto en tiros de campo y un pésimo 10,7% en triples tras sólo ser capaces de encestar 3 triples de los 28 que intentaron.

Nunca un equipo había terminado con tan mal porcentaje tras intentar al menos 25 triples en un encuentro de la NBA.