Los Clippers llegan a las 10 victorias seguidas


Ni había buenas expectativas ni fue sencillo, pero Los Angeles Clippers lograron su décima victoria consecutiva al ganar a Miami Heat por 104 a 90 en el partido disputado el miércoles por la noche en el Staples Center.

Los Clippers superaron las ausencias de DeAndre Jordan y Blake Griffin gracias a las aportaciones de un clásico y de una sorpresa. Chris Paul logró 15 puntos y 12 asistencias y Cole Aldrich, un veterano de cinco años en la NBA que jugó anoche su primer partido como titular con los Clippers, lideró el ataque de los angelinos con 19 puntos y 7 rebotes.

Miami tuvo a sus hombres más destacados en ataque en Gerald Green con 19 puntos y Dwyane Wade con 16 tantos y 8 asistencias. Hassan Whiteside, suplente por primera vez esta temporada, se quedó en 10 puntos y 11 rebotes y Chris Bosh en 11 puntos y 12 rebotes.

Los Heat perdieron su tercer partido seguido fundamentalmente por su escaso control de balón. El conjunto de Florida perdió 24 posesiones, la cifra más alta de la temporada para ellos. Pablo Prigioni colaboró en este dato al conseguir nada menos que 8 robos, su récord personal.

Primera victoria de la racha ante un equipo en positivo

La décima victoria seguida de los Clippers ha sido la primera que ha llegado contra un equipo que supera el 50% de victorias. Las nueve anteriores habían llegado contra conjuntos en la zona media-baja de la tabla.

Fin a la racha de Jordan

Una neumonía dejó fuera de combate a DeAndre Jordan para el encuentro ante los Heat, poniendo así fin a una racha de 360 partidos consecutivos jugando, la marca actual más alta de la NBA hasta el miércoles.

Ahora el liderato queda en manos de Tristan Thompson, jugador de los Cleveland Cavaliers, con 324 partidos consecutivos jugados, el equivalente a prácticamente cuatro temporadas.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.