Los Clippers no dan opción a Denver en el último partido de la jornada navideña


El día de Navidad se cerró en la NBA con la victoria de Los Angeles Clippers sobre los Nuggets por 108-121. El cuadro angelino se tomó así su pequeña venganza por lo ocurrido entre ambos en los pasados playoffs, y firma un gran arranque de temporada imponiéndose a los dos finalistas de la Conferencia Oeste en sus dos primeros encuentros del curso. Todo lo contrario ocurre con Denver, que cuenta sus partidos por derrotas y tratará de estrenarse en su choque del próximo lunes ante Houston.

En la tónica del resto de encuentros de la jornada navideña, se vio un duelo poco parejo y que contó con un dominador bastante claro casi de principio a fin. Los de Tyronn Lue tomaron la delantera muy pronto, y fueron poco a poco ampliando su distancia hasta lograr una ventaja de 24 puntos que no invitaba a soñar con un final apretado ni a los más optimistas. La racha de acierto que vivió Jamal Murray en el último cuarto devolvió algo de emoción al choque en su tramo final, pero la brecha nunca llegó a ser menor de 10 tantos, por lo que la remontada no estuvo lo suficientemente cerca como para que aquellos que se fueron a dormir en el tercer cuarto pudiesen lamentar su decisión.

Y es que, salvo por dicho tramo de Murray, que anotó 13 de sus 23 puntos en el cuarto parcial, Nikola Jokic volvió a verse extremadamente solo a la hora de hacer funcionar el ataque de los Nuggets. El serbio, autor de 24 tantos, 10 asistencias y 9 rebotes, fue de nuevo el mejor de los suyos con una gran actuación, pero echó en falta algo de organicidad y contribución coral para poder convertir sus números en una victoria. Will Barton y Monte Morris, con 15 y 13 puntos respectivamente, lograron aportar algo desde el banquillo, pero resultó insuficiente ante unos Clippers mucho más enteros.

Kawhi se marchó sangrando

Y es que, en cierto modo, Denver ni siquiera logró dar a los angelinos el mayor susto de la noche, pues fueron los propios Ibaka y Kawhi Leonard quienes lo protagonizaron. En la lucha por un rebote, Serge propinó inintencionadamente un codazo en la boca al alero, que comenzó a sangrar de forma más que visible y tuvo que abandonar el partido con algo más de seis minutos por jugarse. La acción resultó muy aparatosa y llamativa, lo que generó una tensión inicial, pero parece que finalmente todo sin saldó sin consecuencias de gravedad.

Leonard, pese a tener que marcharse de forma ligeramente anticipada, logró terminar con 21 puntos en su haber, solo superado entre los suyos por los 23 de Paul George. Ambos se combinaron además para un total de 16 asistencias (9 de George, 7 de Kawhi), y el ex de los Raptors logró robar 4 balones.

Los dos aleros estuvieron secundados por la buena actuación de Ibaka, autor de 15 tantos, y de Nicolas Batum, que firmó un doble-doble de 13 puntos y 10 rebotes. Esto supone que, en solo dos actuaciones con los Clippers, el francés haya igualado su récord anotador de la temporada pasada, así como que haya alcanzado el doble-doble por primera vez desde febrero de 2019.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.