Los Clippers no encuentran rival en su visita a Houston


Los chicos de Rivers entraron en el último cuarto del encuentro con una ventaja de 25 puntos

Los Angeles Clippers empiezan a quedarse sin rivales. Tras reforzarse con jugadores de la talla de Reggie Jackson y Marcus Morris, quienes se han sumado a un grupo de piezas de altísimo nivel que por fin esta plenamente sano, los angelinos visitaban ayer Houston para medir fuerzas ante los enrachados Rockets. ¿Resultado? Los chicos de Doc Rivers vencieron sin problema alguno por 105-120.

Para muchos analistas los Clippers son el máximo favorito al anillo, y lo cierto es que atendiendo a partidos como el de anoche en el Toyota Center, no se les puede quitar la razón. Durante tres cuartos secaron a los de Texas para dejarlos en un total de 65 puntos tras 36 minutos. En los últimos 12, a los que los angelinos entraron con 25 puntos de ventaja, los Rockets maquillaron su actuación, pero aun así se fueron con un doloroso 7 de 42 en triples, su peor noche en porcentaje de tiros de tres puntos desde 2017 y la peor de la historia lanzando al menos 40 veces.

La rotunda victoria de los Clippers contó una vez más con un excelente Kawhi Leonard. Desde la seriedad que caracteriza a su juego, el alero cerró su actuación con 25 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias, 2 robos y 1 tapón en solo 29 minutos de juego; tiempo que le dio para que los californianos acumulasen un +33 con él en pista. Tras él destacaron los dobles-dobles de Ivica Zubac (17 puntos y 11 rebotes) y Montrelz Harrell (19 puntos y 10 rebotes).

Mientras a un lado del parqué Kawhi Leonard sonreía, al otro aparecía un apesadumbrado James Harden. El escolta de Houston tuvo una noche para olvidar logrando únicamente 16 puntos con un 4 de 17 en tiros de campo (0 de 8 en triples). Es la décima vez que La Barba firma en su carrera un 0 de 8 o peor desde el triple. Sin contar con él ni con el acierto del resto de jugadores del equipo, fue Russell Westbrook quien dio la cara con 29 puntos y 15 rebotes en una noche en la que la apuesta por el small ball extremo no funcionó. Para Rivers, técnico angelino, la clave estuvo en que no se dejaron arrastrar a la propuesta del rival.

“Lo que hacen es inteligente porque lo hacen con un motivo, pero nosotros no podíamos quedar atrapados en intentar jugar también de esa manera. Nos mantuvimos tranquilos, movimos la pelota, encontramos al chico abierto y nuestros jugadores grandes estuvieron muy bien”.

Harden por su parte admite que no estuvieron nada bien desde el comienzo del partido. “Simplemente no hicimos lo que se suponía que debíamos hacer en ambos extremos de la cancha. Convirtieron algunos tiros difíciles. Defensivamente, no estábamos colocados donde debíamos y no ejecutamos el plan de juego que teníamos previsto. Es una gran experiencia de aprendizaje para nosotros. Nos quedan 21 partidos para prepararnos. Así que mañana veremos el vídeo, mejoraremos y estaremos listos para el próximo partido”.

George, casi sin aparecer

Cierto es que Houston tuvo una noche horrible en el tiro y que eso allanó en parte la victoria de los Clippers, pero de igual manera estos ni siquiera necesitaron forzar la máquina; tanto es así que con Paul George haciendo únicamente 13 puntos con un 0 de 5 en triples ganaron sin contratiempo alguno. ¿Es esta la verdadera diferencia de ambos equipos? Complicado decirlo por un solo partido. La serie entre ambos ha terminado 2-2, pero no ha sido hasta ahora cuando los angelinos han empezado a trabajar y jugar con todas sus piezas sobre el parqué. Houston puede y debe hacerlo mejor, pero que les alcance para batir a los de Doc es otra historia.

(Fotografía de Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.