Los Clippers no tienen piedad de Denver

Los Angeles derrotaron por un contundente 132-111 a los líderes del Oeste, los Denver , para confirmar el fin de su mal momento. El cuadro de Doc Rivers, que rompió el pasado viernes una racha de cuatro derrotas, logra enlazar dos triunfos consecutivos por primera vez en el mes de diciembre, y recibe una importante dosis de confianza tras un tramo en el que las cosas no estaban funcionando como en el arranque de curso.

Los de Colorado, por su parte, ven cortada su racha de cuatro victorias seguidas, aunque mantienen su primer puesto pese a las victorias de Warriors y Thunder. No obstante, el Oeste queda si cabe más comprimido tras este choque, pues el trío de cabeza, pese a que mantiene una cierta distancia, no termina de abrir una brecha definitiva.

El banquillo luce incluso sin un gran

Como es habitual, los Clippers encontraron una importante fuente de puntos en sus hombres de banquillo, de entre los que destacan los 20 tantos y 10 rebotes de . Sin embargo, no tan habitual es que la segunda unidad luzca tanto (63 puntos anoche) sin necesidad de un gran Lou Williams, pues el escolta suele ser el principal encargado de revitalizar al equipo con su entrada en pista. Ayer se quedó en 6 puntos en solo 16 minutos, pero esto no impidió que los de Rivers mantuviesen un enorme equilibrio entre sus distintos quintetos.

Entre los titulares, tanto como se fueron hasta los 21 puntos, bien acompañados por los 14 de Shai Gilgeous-Alexander. No obstante, ningún jugador angelino contó con los minutos suficientes como para firmar grandísimos números, pues la diferencia superaba ya los 20 puntos a principios del último cuarto y no hubo necesidad de mantener en pista a los hombres más importantes.

La frustración de Jokic

fue el mejor de Denver con 19 puntos y 6 rebotes, pero no fue precisamente su juego lo que marcó su partido. El serbio se mostró especialmente irascible con respecto al arbitraje durante sus minutos en pista, protestando con vehemencia distintas acciones hasta que los colegiados no aguantaron más. Después de estallar por una falta que se le señaló sobre Marcin Gortat en el tercer cuarto, el pívot fue expulsado del encuentro, acción que terminó de sepultar las opciones de unos Nuggets que estaban ya contra las cuerdas.

Los problemas de lesiones tuvieron por fin un efecto negativo en los de Michael Malone, que llevaban varios partidos a un gran nivel pese a no poder contar con varios de sus jugadores más importantes. En Los Ángeles, la rotación fue tan corta como venía siendo habitual, aunque la abultada derrota permitió al técnico dar algo más de descanso a los 8 jugadores con los que está contando en este tramo. Sin duda, les vendrá bien para lo que tienen por delante.

(Fotografía de portada: Saun M. Haffey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Enero, la fecha para que Kawhi Leonard juegue dos noches seguidas

La noche perfecta del sorprendente Thomas Bryant le acerca a Wilt Chamberlain

Siguiente