Los Clippers se estrellan por tercera vez contra Joe Johnson

El ambicioso proyecto de los está a solo una derrota de otra eliminación prematura. Utah se impuso en su quinto partido de la serie de primera ronda por 92-96, adelantándose 3-2 en el marcador global y con la posibilidad de lograr la victoria decisiva en casa. Pese al esfuerzo de la vieja guardia del equipo angelino, el recuperado lideró una victoria resuelta una vez más gracias a un convertido en el nuevo héroe de los .

Recuperando efectivos


El equipo entrenado por Quin Snyder volvió a estar cerca de su mejor momento de salud. Rudy Gobert pudo jugar casi 36 minutos tras su aparatosa lesión del primer partido, terminando con 11 puntos, 11 rebotes y 5 robos. Pero, aún más importante, Gordon Hayward fue el de siempre. Tras superar una nada agradable intoxicación alimentaria, el alero regresó a su mejor versión anotadora. En un partido torpe en ataque, sus 27 puntos tuvieron valor extra en Utah.

Para contrarrestar, y con Blake Griffin mirándolo desde el banquillo con ropa de calle, los Clippers recurrían a sus clásicos. (28 puntos y 9 asistencias) tuvo momentos de juego sublime, J.J. Redick (26 puntos) ayudó con su agresividad en ataque y DeAndre Jordan (14 puntos y 12 rebotes), pese a la resistencia de Gobert, tuvo apariciones importantes. Aparte de eso, los Clippers fueron un equipo plano, castigado por el desacierto de sus secundarios.

La sentencia de Joe Jesus

Con estos mimbres, el de Los Angeles fue un duelo de rachas, dependiente de las rotaciones en cancha. La sociedad CP3-Jordan funcionaba bien para su equipo, pero en el momento de descanso de alguno de ellos Utah tomaba ventaja. En los minutos finales, tocaba administrarla, y dos jugadores lo hicieron con maestría. Rodney Hood (16 puntos) como lanzador exterior, y el gran veterano, Joe Johnson, como especialista en romper almas ajenas en partidos apretados.

Sus números no impresionaron (14 puntos, con un 6/14 en tiros de campo, y 8 rebotes), pero su final sí lo hizo. Un triple a tres minutos del final fue el aviso, y una espléndida canasta desde media distancia con firma propia a 19 segundos del final fue la daga final. Por tercera ocasión en tres victorias de Utah, fue Joe Johnson quien anotó la canasta que decidía el partido, pese al infructuoso intento de los Clippers de buscar el milagro.

¿Fin en SLC?

La serie se traslada de nuevo a Salt Lake City, donde los Jazz tendrán la oportunidad de sentenciar en casa la eliminatoria, y pasar a una segunda ronda donde ya espera Golden State. La recuperación casi plena de sus puntales y la baja de Blake Griffin están desequilibrando una serie llena de igualdad, sin ningún partido decidido por más de 8 puntos. Con tan poco margen de diferencia, tener el don de decidir partidos de Joe Johnson puede valer una eliminatoria.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Un perfecto final adelanta a los Spurs contra Memphis

Taj Gibson quiere seguir en Oklahoma

Siguiente