Los Clippers se reivindican venciendo en Dallas


“Es muy preocupante. Si queremos tener una oportunidad en algo debemos ser constantes. Eso es lo que hacen los grandes equipos, son consistentes”. Estas fueron las palabras de Kawhi Leonard tras ser aplastados por New Orleans Pelicans. La estrella de los Clippers parecía, tal y como él dice, preocupada. Y es que para que él sea quien alce la voz –tan poco dado a ello– ha debido localizar un problema de envergadura.

Que el speech de La Garra tenga repercusión a largo plazo es algo que está muy por ver, pero al menos ha puesto su granito de arena para que anoche, ante los Mavericks, se viese a unos Clippers diferentes, a unos más duros, más contundentes. La cuestión es que por ahora los chicos de Tyronn Lue son eso, un equipo de dos caras que igual dan sensación de poder a ganar a cualquiera que se muestran muy vulnerables.

Con Luka Doncic delante, quien regresó a la senda de los triples-dobles con 25 puntos, 10 rebotes y 16 asistencias, los angelinos estuvieron más serios y atentos que de costumbre. El esloveno brilló y Kristaps Porzingis le acompañó con 22 puntos y 7 rebotes, pero aun así los Clippers les dejaron en 99 puntos (cuarta vez que no alcanzan los 100 esta campaña).

El partido estuvo igualado hasta el final. Si bien el dominio en el marcador correspondía a los californianos, a falta de 3:15 minutos Doncic anotaba un triple que dejaba a los de Texas cuatro puntos abajo (99-103). Parecía que habría un final de partido vibrante, pero los Mavs no volverían a anotar hasta la extinción del tiempo reglamentario (99-109). Estar en el segundo partido de un back-to-back no frenó a los Clippers. “Físicamente estaba cansado, pero mentalmente quería ganar el partido”, recalca Leonard.

El dos veces MVP de las Finales fue el jugador más destacado de los suyos con 22 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias. Fue una noche de equipo para los angelinos, ya que otros cinco jugadores concluyeron su actuación superando la decena de puntos. Ivica Zubac firmó un doble-doble de 15 puntos y 11 rebotes.

La victoria mantiene a los chicos de Lue al acecho de los Lakers, ya que con un balance de 26-15 están a un solo partido de sus vecinos. Más complicada es la situación de los Mavericks, que con 20-18 se mantienen en la octava posición de la Conferencia Oeste, la cual este curso da lugar a disputar el play-in; es decir, no entrarían directamente en playoffs.

(Fotografía de Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.