Los Clippers tumban a Boston en la primera vez juntos de Kawhi y George

Ha tenido que pasar un mes de competición prácticamente para que las dos estrellas de los coincidieran sobre la pista en un partido oficial. Fue anoche, en el triunfo de los angelinos en el Staples Center sobre, ni más ni menos, los (107-104). Y en la prórroga. Los , 10-5, son cuartos del Oeste y sumaron así su tercera victoria seguida. Los Celtics, siguen líderes del Este con 11-3 aunque han caído desde el domingo en dos de sus últimos tres partidos.

Kawhi y George

El uno por problemas físicos recientes y el por el famoso load management y el otro por asuntos del hombro derivados del curso anterior. Por lo que fuera, y no habían coincidido sobre el parqué como jugadores de los Clippers en un duelo oficial de la NBA. Anoche, primera vez. Ambos de titular, como no podía ser de otra manera, y mejores prestaciones de George, con más ritmo, puesto que Kawhi se incorporaba después de tres duelos de ausencia. PG firmó 25 puntos, 5 rebotes y 8 asistencias mientras que Kawhi se fue hasta los 17 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias, 3 robos y 2 tapones.

Tatum, a la prórroga

En un duelo parejo con interesantes alternancias, Jayson Tatum envió el choque a la prórroga con un impresionante triple para poner el 97-97. Antes, segundos antes, había dejado sentado a Paul George, ante las exclamaciones de los propios aficionados de los Clippers. Tras la maniobra el camino le quedó expedito para lanzar de tres y enviar el choque al tiempo extra. Leonard pudo evitarlo en la jugada postrera, pero el choque estaba destinando a tener 5 minutos extra.

Beverley, el héroe

Mucho Kawhi y mucho George pero quien decidió el duelo en la prórroga fue , convertido en total estrella de los minutos finales. Completó un gran partido de 14 puntos, 16 rebotes (récord profesional), 7 asistencias, 3 robos y 2 tapones. Pero sobre todo, esta velada californiana la remató con dos triples laterales en la prórroga cuando más falta le hacía a su plantel. El primero, casi mediada la prórroga y desde el lateral izquierdo, con la desesperada mano de Kemba Walker al vuelo para intentar lo imposible. Ahí puso el 103-99. Luego, en el último minuto, desde la otra esquina y completamente liberado, el casi definitivo 107-102. Quedaban 43 segundos. Boston había caído ya. En la noche de Kawhi y de George, los focos finales fueron para un suplente (en la forma, porque tiene valor de titular) que reventó desde el triple a Boston en una de sus mejores noches  como jugador en la NBA.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Llegó el día: George & Leonard, y los Celtics de cobaya