Los Grizzlies cumplen, derrotando a los Hawks

En una noche rara de resultados (los Cavs ganando a Denver, los Warriors a los 76ers o los Hornets a Houston), los Memphis fueron de los pocos que cumplieron con el guión anticipado, venciendo en casa sin apuros a los Atlanta (101-118).

El triunfo se cimentó, basta un vistazo al boxscore, más sobre el demérito del rival que en el buen hacer propio. Y es que a un buen encuentro en defensa, se aunó el desacierto de los que acumulan el usage en el bando de en frente. El 1/10 en triples de Trae Young, el 1 de 11 de Dewayne Dedmond o el de 2 de 11 de De’ Andre Hunter fueron la punta de lanza del 33,7% en tiros de campo y el 26,5% en triples con que terminaron los Hawks en su análisis global.

“Fallamos muchos tiros abiertos. Tiros que habitualmente sí suelen entrar”, resumía en pocas palabras el playmaker de Atlanta.

Mientras, los aficionados del FedEx Forum pudieron disfrutar del derroche de juego de , quien destacó como el mejor de la velada con 27 puntos, 17 rebotes y 3 tapones.

“Sí, estamos pendientes de la clasificación. Estamos en ese punto de la temporada, ¿no? Quieres escalar lo más alto posible, por lo que acumular victorias es muy importante”, respondía sinceramente el pívot ante la pregunta de si pensaban ya en los playoffs.

‘Engrosando’ la rotación

Tampoco podemos dejar pasar el esfuerzo de Taylor Jenkins de recuperar para la causa a Kyle Anderson (quién llego a Tennessee con el cartel de ‘gran fichaje’ y se fue disolviendo como un paracetamol al contacto con el agua), dándole media hora de juego desde la titularidad y éste respondiendo con 12 puntos y 5 asistencias.

Del mismo modo, se acabó el revisionismo de Josh Jackson en la G-League. Ya es uno más de la primera plantilla, y empieza a aportar como el jugador que en su momento salió del Draft y escogieron los Suns. Aunque fallón desde el triple (1 de 7), el forward estuvo muy participativo en todo su tiempo en pista, yéndose hasta los 17 tantos en 22 minutos.

Y como no, , faro y referencia de estos Grizzlies que hace semanas que dejaron de ser sorpresa, cuajó otra sólida noche con 24 puntos, un perfecto 4 de 4 desde la lejanía e incluso un pequeño baile sobre Vince Carter (quien se llevó una gran ovación por una grada que no olvida sus tres años defendiendo su uniforme) bien recibido por el veterano que ya jugaba a esto de la NBA mientras que Morant no era más todavía que óvulo y esperma aún por separado.

A lo importante: triunfo (uno más) de los Grizzlies, aprovechándose así del duelo directo anoche entre Kings y Blazers para abrir un poco más de brecha sobre el segundo.

Dieciocho reválidas por delante (lo que les queda de regular season) y un colchón de cuatro triunfos sobre el noveno clasificado.

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Charlotte tumba a los Rockets con un comienzo arrollador