Los Hawks profundizan en la herida de Minnesota


Los Atlanta Hawks han logrado una victoria balsámica (108-97) ante unos Minnesota Timberwolves sin alma que siguen en caída libre y se hunden en el pozo de la Conferencia Oeste. A pesar de contar con delicadas ausencias y cometer excesivas pérdidas de balón, los de Georgia dominaron el encuentro gracias a su mayor circulación del balón, el reparto de la anotación y el dominio del rebote.

El entrenador Ryan Saunders apostó por una constante vigilancia sobre Trae Young, quien dedicó sus esfuerzos en involucrar a sus compañeros y surtir de balones al juego interior. John Collins (15 puntos y 7 rebotes) y, especialmente, un sensacional Clint Capela (23 puntos y 15 rebotes) camparon a sus anchas por la pintura de los Timberwolves, huérfana de Karl-Anthony Towns.

Los Hawks daban el primer aviso con un parcial de 12-0 pero D’Angelo Russell (31 puntos y 7 asistencias) y Malik Beasley (15 puntos) solventaban la papeleta inicial e igualaban la contienda. El partido seguía un ritmo muy lento, con un flujo anotador lento y un vaivén de pérdidas de balón y decisiones de tiro cuestionables.

Sin embargo, los de Atlanta tomaron nuevamente el control gracias a Deandre Hunter (25 puntos) y un Young que, ahora sí, empezaba a entonarse en funciones ejecutoras (20 puntos y 13 asistencias). Dos triples de Tony Snell y otro de Kevin Huerter (17 puntos) reparten la responsabilidad ofensiva y solo las pérdidas de balón permiten a los Timberwolves mantenerse a remolque al descanso (58-51) mediante rápidas transiciones y los chispazos de Russell.

Tras el paso por los vestuario ambos equipos repiten guión. Capela mantiene su jerarquía en la zona mientras Young diversifica su juego entre su propia anotación y asistencias para que Hunter y Huerter amplíen la suya. Dos triples de ambos situaron a los Hawks con una renta de 15 puntos a falta de seis minutos para el final, dejando el encuentro visto para sentencia. La segunda unidad de Lloyd Pierce apenas aportó ocho puntos, una cantidad, por otro lado, suficiente para mantener a raya a los de Ryan Saunders.

Todavía tuvieron tiempo los Timberwolves para hacer saltar las alarmas de Atlanta pero fue más corazón que cabeza. Cuatro triples de Russell, Beasley y Edwards consiguieron reducir las diferencias hasta los seis puntos, pero sendos fogonazos de Huerter, Young y Capela mitigaron el incendio y aseguraron el sexto triunfo de la temporada para los Hawks.

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.