Los Hawks vencen a los Bulls con un recital ofensivo


Si la juventud de la plantilla y el trabajo bien hecho durante los últimos meses había generado una enorme expectación con respecto a los Atlanta Hawks, el primer choque de la temporada se ha encargado de aumentarlas. Los de Georgia se llevaron el primer triunfo del curso arrasando a unos inoperantes Bulls por 104-124, un marcador abultado que sin embargo no termina de reflejar la abismal distancia que hubo entre ambos equipos. Los de Pierce llegaron a ir ganando por 40 puntos de diferencia, y solo la enorme relajación con la que afrontaron el último cuarto impidió que la paliza alcanzase cotas mucho más dolorosas.

La mejor primera parte de su historia

Esta brecha no tardó demasiado en forjarse, ya que los Hawks arrancaron el duelo de forma completamente arrolladora. Los visitantes, liderados por un Trae Young imperial, lograron anotar más de 40 tantos en los dos primeros cuartos, desarbolando por completo la defensa de Chicago y llegando al descanso con un 83 en su casillero, la cifra más alta jamás alcanzada por la franquicia en una primera mitad. Los Hawks lanzaron un 66% de acierto en dicho periodo, un recital ante el que el conjunto de Donovan no pudo sino mirar el reloj deseando que avanzase lo más rápido posible.

Siete jugadores de Atlanta superaron la decena de puntos, pero los 37 de Trae convirtieron al base en el amo y señor indiscutible del encuentro. Young firmó su exhibición en 25 minutos y con solo 12 tiros a canasta, de los que anotó 10 (5/6 en triples), y la redondeó con 7 asistencias, demostrando un enorme dominio y un control total sobre el ataque de los suyos. Cameron Reddish y Bogdan Bogdanovic le siguieron con 15 tantos cada uno, mientras que John Collins y Danilo Gallinari contribuyeron con 14 y 13 respectivamente, cerrando con un buen sabor de boca un debut tranquilo en el que ningún integrante de la plantilla llegó a los 30 minutos sobre la pista.

En los Bulls, por contra, hubo poco a nada positivo con lo que quedarse. Los 16 puntos de Patrick Williams en su primer choque en la NBA fueron la mejor noticia, aunque es difícil sacar conclusiones de un partido que prácticamente nunca estuvo disputado. Los líderes anotadores de los de Illinois fueron Zach LaVine con 22 tantos y Lauri Markkanen con 21, pero ni siquiera ellos hicieron suficiente como para eludir las críticas en un debut que dejó muchísimo que desear.

(Fotografía de portada: Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.