Los Hornets ganan en Chicago en un duelo de anotación escasa

En una época caracterizada por las grandes ofensivas y los marcadores abultados, y nos ofrecieron un duelo que parece salido de otro tiempo. 73-83 fue el resultado de un partido que se saldó con la 12ª victoria de los de Charlotte esta temporada, lo que les permite mantenerse al acecho de los Orlando Magic en su pelea por acceder a la octava plaza del Este. Chicago, por su parte, se queda con un balance de 9-18 y permanece en una zona bastante anodina de la tabla.

Una noche más, Devonte’ Graham fue el mejor de los suyos, aunque esta vez lo hizo con números menos brillantes de lo habitual. El escolta, que anotó 16 puntos, terminó como máximo anotador del encuentro pese a sus malos porcentajes de tiro (4/14), aunque logró maquillar sus números con 7 asistencias, 5 rebotes y 3 robos. Además de él, destacaron y P.J. Washington, ambos con 13 tantos, a los que este último añadió 10 rebotes para lograr el segundo doble-doble de su carrera.

Por el lado de los Bulls, las cifras son aún menos lustrosas. Los máximos anotadores fueron y , ambos igualados con tan solo 12 puntos en su haber, aunque llegaron a ellos de formas bien distintas, pues mientras que el segundo lo hizo con un eficiente 4/7 en tiros, el ex de los Timberwolves lanzó a canasta hasta 19 veces, de las que solo entraron 4. Los otros hombres en dobles dígitos fueron y , que sumaron 10 tantos cada uno.

Faltos de puntos

El choque supuso la anotación más baja de ambos equipos en lo que va de curso, y de hecho en el caso de Chicago hay que remontarse a 2017 para verles sumar tan pocos puntos. Es también poco habitual que dos marcas tan pobres coexistan en un mismo encuentro, ya que los Hornets se convirtieron en el equipo que menos puntos ha necesitado para ganar un partido desde diciembre de 2016, cuando los Jazz ganaron en Memphis con solo 82 tantos a su favor. En total, se sumaron 156 puntos, menos de los que lograron tanto Rockets como Wizards en el duelo que tuvieron a finales de octubre, en el que terminaron 158-159 sin necesidad de prórrogas.

En vista de esto, desde los dos cuerpos técnicos se optó por hacer hincapié en el trabajo defensivo. Quien más incidió en ello fue Jim Boylen, que afirmó sentirse muy satisfecho con el trabajo de los suyos en ese aspecto: “Nuestra defensa ha sido sensacional a pesar de que hemos tenido que defender hasta 63 veces en transición. Pensadlo: hemos fallado 63 tiros y aún así hemos estado bien plantados defensivamente. En ese sentido, estoy orgulloso” comentó.

Lo cierto es que, pese a que los resultados no están siendo los deseados, los Bulls están logrando funcionar bien a nivel defensivo. Boylen ha conseguido que los suyos estén actualmente entre las 10 mejores defensas del campeonato, aunque de poco les servirá esto si siguen encadenando noches tan desastrosas en el otro lado de la cancha.

(Fotografía de portada: Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Bucks mantienen su racha de victorias pese a la histórica actuación de Jaren Jackson Jr.