Los Houston Rockets están en venta

Sorpresa mayúscula en la NBA. Entre fichajes, traspasos y rumores, el propietario de Houston , , ha decidido poner el equipo en venta, ha anunciado el CEO de la franquicia, Tad Brown.



Alexander, uno de los propietarios más ricos en el deporte profesional estadounidense, se hizo con el equipo antes de comenzar la temporada 1993-94 por 85 millones de dólares. La inversión no pudo salirle mejor, ya que según la última valoración de la revista Forbes, la franquicia se tasa actualmente en 1,7 billones de dólares (1.700 millones de dólares en el formato europeo); y eso que esta se hizo antes de que se firmase a Chris Paul y se extendiese el contrato de James Harden.

En cuanto a los motivos que han llevado a esta decisión, Brown señala que Alexander “tiene otras pasiones en su vida” entre las que se encuentran su familia y sus proyectos filantrópicos, temas que centrarían a partir de ahora su día a día. Así lo ha expresado el propio Alexander en el comunicado oficial:

“Ha sido una gran alegría y honoro ser propietario de Houston Rockets durante los últimos 24 años. He tenido la increíble oportunidad de ser testigo de la grandeza de jugadores y entrenadores que han ganado campeonatos, han sido nombrados All-Star y All-NBA, consagrados en el Hall of Fame y han hecho tanto por la franquicia y nuestros aficionados. Houston ha sido mi hogar y seguiré apoyando a las organizaciones de caridad a lo largo de los años. Siempre tendré un lugar especial en mi corazón para aficionados, dirigentes y empleados que se preocupan tanto por este equipo”.

Aunque el equipo esté en venta, eso no quiere decir que el cambio de manos vaya a producirse con celeridad, ya que tal y como expresan desde la gerencia no hay prisa por cerrar un acuerdo. Además, recalcan que la gestión y estructuras de la franquicia están a tan buen nivel que no existe necesidad de vender con prontitud.

Sin que se conozca por ahora quién o quiénes estarían interesados en tal adquisición, Brown explica que durante los últimos años ha sonado varias veces el teléfono para cerrar una posible compra, pero que hasta hace poco no se ha considerado tal posibilidad.

Como era previsible, la noticia de ver en venta a una de las franquicias con un futuro más prometedor a corto plazo ha sorprendido al resto de la liga. Más curioso es el hecho de que esta decisión haya asombrado igualmente a quienes trabajan dentro del mismo equipo, tal y como informa Adrian Wojnarowski de ESPN.

Los anillos

Echando un ojo a la trayectoria de Alexander como propietario de Houston, lo primero que se viene a la mente son los dos anillos consecutivos que logró en sus dos primeros cursos (1993-94 y 1994-95). Ambas temporadas, con Hakeen Olajuwon al frente, los de Texas se erigieron como el mejor equipo de la liga al vencer a New York Knicks (4-3) y Orlando Magic (4-0), respectivamente.

La extensión de Harden

Quizás pensando en asegurar los próximos años del equipo antes de marcharse, Alexander dejará su puesto al frente de los Rockets poco después de cerrar el mayor contrato de la historia de la liga con James Harden, quien ha cerrado una extensión con los de Texas valorada en 228 millones de dólares. Este multimillonario acuerdo le convierte en el jugador mejor pagado de la NBA por delante de Stephen Curry.

El mercado asiático

Si hay un conjunto que traspasó hace tiempo las fronteras de Estados Unidos ese en Houston Rockets. Desde que seleccionasen en el puesto nº1 del Draft de 2002, los de Texas se convirtieron en el equipo más seguido en China y, por consiguiente, en el continente asiático. Con ese dato, el interés por hacerse con la propiedad puede crecer dado que hablamos de uno de los mercados más fuertes del mundo.