Los Jazz vencen a San Antonio y suman el décimo triunfo seguido

Imparables, dueños de la mejor racha activa de la NBA y de una de las mejores de toda la temporada. Los vencieron anoche en su back to back a los (101-99) para sumar un impoluto 10-0 en la última decena de encuentros que han disputado. Únicamente el empeño de los Clippers y de los Pelicans de ganar también está haciendo que los de Salt Lake City todavía se encuentren a 1,5 victorias de los playoffs. Sin embargo, Utah, que venía de un lastimoso 19-28, ya tiene balance positivo de 29-28 y no renuncia a nada.

Anoche, decíamos, de nuevo sin Ricky Rubio, los Jazz supieron prolongar el éxtasis victorioso en el que se encuentran. Y lo hicieron contra una de las potencias del Oeste, los Spurs, que con dos derrotas consecutivas ven amenazado su tercer puesto de la Conferencia.

Sobreponerse a un mal tercer cuarto

Utah llegó por delante a los vestuarios (54-48), pero un penoso tercer parcial (15-29) parecía condenar sus intereses. Llegado ese punto, el agotamiento físico de jugar dos encuentros en 24 horas además del mental de sostener una racha así pudo pesar mucho en los cuerpos de los jugadores de Utah. Sin embargo, supieron reponerse en los diez minutos finales para pasar del 69-77 al definitivo 101-99.

Mitchell, decisivo

Cinco puntos finales suyos en sesenta segundos, dentro de los trece que anotó en el último cuarto, decidieron la contienda para los locales. Con 96-97 a favor de San Antonio, conectó una pequeña racha para acelerar hacia el triunfo. Una canasta de dos a falta de cuarenta segundos situaba el 100-99. Antes, un robo suyo había puesto el 98-97. En la posesión siguiente al 100-99, perdió la pelota y el propio Mitchell recibió falta. Era el momento de acabar con las dudas, pero el rookie apenas acertó un tiro libre de los dos que lanzó, por lo que todavía dio opción a San Antonio para llevarse el partido. Pero el propio Ginóbili no pudo conectar el triple final.

Mitchell volvió a ser el más destacado de Utah, con 25 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y 3 robos de balón. Jae Crowder, en su segundo duelo, acabó con 14 puntos, 3 rebotes, 1 asistencia y 1 robo. En San Antonio, que recuperó a Dejounte Murray para la dirección, Pau Gasol y su doble-doble de 15 puntos y 15 rebotes se convirtió en lo más notable. El pívot español llegó a la cifra de 11.000 rebotes en la NBA y es el cuarto jugador de siempre en registrar 20.000 puntos, 11.000 rebotes, 3.500 asistencias y 1.500 tapones. Antes que él lo lograron Kareem Abdul-Jabar, Kevin Garnett y Tim Duncan.


Vídeos recomendados


No te pierdas todas las noticias del All Star 2018Ver más