Los Knicks asaltan Milwaukee


Los New York Knicks abrieron la temporada con una contundente victoria en el BMO Harris Bradley Center de Milwaukee.

El conjunto que dirige Derek Fisher se impuso por 122-97 pese al discreto partido que cuajó Carmelo Anthony. La estrella de Syracuse se quedó en 11 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias. Y todo ello con un 4/16 en el lanzamiento.

El mejor de los visitantes fue Derrick Williams, quién le ha tomado el pulso a liderar el ataque de los Knickerbockers. El alero cosechó 24 puntos y 7 rebotes.

Los Bucks llegaban con las bajas de Giannis Antetokounmpo, O.J. Mayo y Jabari Parker. Tres ausencias importantes en la rotación de Jason Kidd, pero que no sirvieron de excusa para la derrota.

“Tenemos piezas que van a estar dentro y fuera constantemente. Jugando unos 15 minutos. Tenéis que entender que cuando Jabari vuelva no va a jugar 30 minutos. Cuando Giannis no esté, no podemos decir que perdimos debido a su ausencia”, dijo el técnico.

La buena noticia para los locales fue el rendimiento de su gran fichaje, Greg Monroe. El pívot sería el amo y señor de la pintura con  22 puntos, 14 rebotes y 4 asistencias. Por su parte, Michael Carter-Williams también alcanzó la veintena de puntos, pero con un 6/17 en tiros de campo.

“Creo que estuvimos perezosos en nuestra defensa. Estábamos desorganizados. Solo tenemos que volver a nuestro dibujo”, señaló el base.

Debut de Porzings

Si había una jugador que acaparaba todas la miradas, ése era Kristaps Porzingis. El número 4 del Draft partió como titular para disputar 24 minutos.

Sus números: 16 puntos, 5 rebotes, 1 asistencia y 1 tapón, pero con un 3/11 en el lanzamiento.

“La cosa más importante es que hemos conseguido la victoria”, dijo Porzingis. “He tratado de jugar duro y ayudar al equipo en la manera que fuera posible”, señaló.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.