Los Knicks igualan la serie tras remontar en el tercer cuarto


Después de perder el primer encuentro de la serie con una canasta de Trae Young a falta de 0,9 segundos para el final, las cosas no arrancaron mucho mejor para los Knicks en el segundo partido. Los de Tom Thibodeau se marcharon al descanso 13 puntos abajo y Young volvió a brillar pese al ambiente hostil que le esperaba en el Madison Square Garden.

Sin embargo, todo cambió tras el paso por vestuarios. Thibs apostó por Derrick Rose y Taj Gibson como titulares en el tercer cuarto, y el mejor Julius Randle hizo acto de presencia tras un 0 de 6 inicial.

Todo ello impulsó a los Knicks a un parcial clave de 14-2 a mediados del tercer periodo que les daría su primera ventaja desde el temprano 7-6 ante el ferviente apoyo de los más de 15.000 espectadores allí presentes.

“Necesitábamos esa energía. Y funcionó”, admitió el veterano Taj Gibson al diario NY Post.

Con Payton en el banquillo, Rose se echó el equipo a sus espaldas con 26 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias, incluido un perfecto 6 de 6 desde la línea de tiros libres. Por su parte, Randle conectó 13 de sus 15 puntos en la segunda mitad, y Reggie Bullock fue el perfecto impulsor con un 4 de 7 de triples para sumar otros 15 tantos.

“Nunca lo dudé durante todo el partido”, admitió Julius Randle. “Habrá frustraciones, pero somos un equipo. Nunca dudaremos de si podemos ganar o no. Muchos compañeros llegaron al descanso diciendo que habíamos estado antes en esta misma situación”, añadió.

Los Knickerbockers se pusieron las pilas con un acierto de 7 de 10 en triples en el tercer cuarto, y una defensa inmaculada en el cuarto periodo que dejó a los de Atlanta sin anotar durante los últimos 04:29 minutos.

“Simplemente sentimos que estábamos un poco desanimados y necesitábamos esa energía. Así que queríamos cambiarlo. Todo se inició desde la defensa y empezamos a mover el balón, a encontrarnos e hicimos los lanzamientos correctos. Empezamos de forma lenta, y nuestro banquillo entró y jugó bastante bien. Luego volvimos a cerrar mal el segundo cuarto. Y teníamos que hacer algo distinto y para eso tenemos un banquillo. Esos chicos entraron y lo hicieron francamente bien”, destacó Thibodeau.

Los Knicks recibieron una lección de juego en los primeros 24 minutos con un acertado Trae Young, que volvió a brillar anoche con 30 puntos y 7 asistencias. Pero tras el descanso todo cambió con Rose a los mandos y con un Randle que por fin encontró su mojo después de su 6 de 21 lanzamientos en el primer partido, y un arranque negativo de 0 de 6.

“Hay una gran voluntad y una gran determinación en él”, admitió Thibodeau sobre Randle. “Julius acertó ese lanzamiento (fue un triple inicial) y continuó avanzando. Obviamente nos decepcionó un poco por su forma de jugar en la primera mitad, pero es un luchador. Salió con mucha energía en esos primeros cinco minutos y nos pusimos en marcha”, reconoció.

Hasta cinco Knickerbockers alcanzaron dobles dígitos de anotación con 26 puntos de Derrick Rose; Randle y Bullock sumaron 15 tantos cada uno; R.J. Barrett aportó 13 puntos y 8 rebotes, y Alec Burks completó 11 desde el banco.

Por su parte, en los Hawks, además del sensacional encuentro de Young, DeAndre Hunter y Bogdan Bogdanovic sumaron 18 puntos cada uno, y Kevin Huerter concluyó con 10.

La serie se traslada al pabellón de Atlanta para disputar el tercer encuentro en la madrugada del próximo viernes 28 de mayo a partir de las 01:00 horas española.

(Fotografía de portada: Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.