Los Knicks no se rinden: Tim Hardaway Jr. lidera la victoria en Utah

Las obligaciones del calendario han dejado unas semanas muy duras a los , con la mayoría de partidos a disputar fuera de casa. Quizá en este camino, New York se deje sus aspiraciones para estar en la post temporada, pero van a vender caro el hecho de doblar la rodilla.

Anoche, victoria en Utah ante unos que cada día están más sentenciados para no jugar los playoffs. Los Knicks vencieron con apuros (115-117) si bien un triple final de ajustó algo más el electrónico.  En un duelo de alternacias en el marcador, el acierto de , recuperado de su lesión, inclinó la balanza para el lado de la Gran Manzana. El escolta anotó 31 puntos, más que nadie en todo el partido, con un formidable 6/7 en triples.

Buen trabajo de Burke

El exterior, llamado hace unos días desde la G League, jugó su segundo partido con los Knicks. Y lo hizo de manera notable, no sólo por sus números, que fueron de 7 puntos, 2 rebotes, 2 asistencias y 1 robo en 15 minutos, con 3/4 en tiros de campo y 1/1 en triples, sino porque estuvo en pista en los minutos calientes. De hecho, con 112-115, un rebote defensivo suyo tras el error de Joe Ingles a falta de 15 segundos para la conclusión fue determinante para que luego Hardaway Jr. sentenciara el choque desde los tiros libres.

Volvió Gobert

Dicen que más vale tarde que nunca, pero quizá en este caso el regreso de , dos veces lesionado este curso con los Jazz, llegue demasiado tarde. El francés no jugaba desde el 15 de diciembre y ya antes se había perdido casi otro mes de competición. Ayer, titular y 23 puntos, 14 rebotes, 1 asistencia, 3 tapones y 70 por ciento en tiros de campo. Su sintonía con fue notable al comienzo de la 2017-18 y dio esperanzas a unos Jazz que ahora, con 18-27 se encuentran 5,5 partidos de los Clippers, octavos del Oeste. Los Knicks, por su parte, 21-23, son décimos del Este, a 2,5 victorias de los 76ers, que cierran los puestos de acceso a los playoffs.