Los Knicks se llevan el derbi neoyorquino con 33 puntos de Julius Randle


El ala-pívot registra 5 triples, su tope de carrera NBA

A la tercera llegó la vencida. Los Knicks se impusieron en el derbi neoyorquino al batir a los Brooklyn Nets en su visita al Barclays Center por 94-82, siendo la peor actuación ofensiva de la temporada regular para el equipo que dirige Kenny Atkinson.

Los locales tuvieron una noche para olvidar con un 26,9% en tiros de campo y un 26% en triples. “Simplemente nos superaron. Podrías sentarte aquí y hablar y escribir sobre los lanzamientos que hemos fallado. Fallamos muchos abiertos, pero dales el crédito a ellos. Simplemente fueron el mejor equipo de esta noche”, explicó Atkinson.

Julius Randle brilló con 33 puntos, 8 rebotes, 2 asistencias y un máximo de carrera NBA con 5 triples convertidos. Es su segundo partido seguido con al menos treinta puntos y la tercera vez que los alcanza en el presente curso. “Estuvimos muy agudos. Mantener a este equipo en 82 puntos, 14 en la pintura. Ha sido una actuación muy audaz. Jugamos un partido de baloncesto muy completo y obtuvimos la victoria”, destacó el jugador.

Marcus Morris, que volvía a los terrenos de juego tras causar baja ante los Washington Wizards, cosechaba 22 puntos y 8 rebotes, y el base Elfrid Payton, asentado en el quinteto titular, añadía 13 tantos, 7 rebotes y 4 asistencias con un +25 con él sobre la pista. Desde la segunda unidad el pívot Mitchell Robinson aportaba un nuevo doble-doble con 10 puntos y 10 rebotes.

“Para nosotros, nuestro objetivo era mantenerlos por debajo de los 100 puntos. Y también lanzamos únicamente con un 27%. ¿Demasiado ponche de huevo?”, se preguntaba Spencer Dinwiddie.

El citado Dinwiddie lideró la ofensiva de los locales con 25 puntos y 8 rebotes, aunque con un 5/15 en tiros de campo. Asimismo, el reserva Timothe Luwawu-Cabarrot fue el otro integrante de los Nets que alcanzaría los dobles dígitos de anotación con 10.

LeVert, cerca de volver

Caris LeVert, que se ha perdido los últimos 21 partidos por lesión, está muy cerca de regresar a los terrenos de juego, según ha confirmado su propio entrenador Kenny Atkinson. El base, que se sometió a una operación en el dedo pulgar de su mano derecha, ya ha realizado varios entrenamientos con contacto: “Probablemente necesite un par de sesiones más. Hasta que él y nuestros servicios médicos sientan que están listos. Pero obviamente está muy cerca de volver”.

LeVert ha jugado nueve partidos oficiales con unos promedios de 16,8 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias en 31,6 minutos de juego.

(Fotografía de portada: Emilee Chinn/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.