Los Knicks superan un mal inicio en el derbi de la Gran Manzana

El duelo de barrios entre Manhattan (hogar de los ) y Brooklyn (hogar de los ) terminó con victoria de los primeros en su hogar del Madison Square Garden. El equipo entrenado por Jeff Hornacek pudo remontar la falta de acierto de los primeros minutos de partidos para imponerse a unos demasiado diezmados en su dirección. Sin los lesionados y ni el cortado Greivis Vásquez, Brooklyn pagó su carencia de talento en el puesto de base, cayendo por 110-96.

Cambio de tendencia

Al principio, eso sí, todo tuvo mejor color para Brooklyn. El acierto desde el triple (5/11 en el primer cuarto) sorprendió a unos fallones Knicks, descentrados en ataque y sin que metiera su primera canasta hasta entrado el segundo cuarto. Pero, cuando los Knicks encontraron por fin su inspiración, sus vecinos se desvanecieron en la cancha. Más allá del sólido partido de y el sorprendente (21 puntos cada uno), no hubo más armas para combatir la reacción de New York.

La sentencia de Porzingis

Carmelo Anthony, quien terminaría como máximo anotador con 22 puntos y 7 rebotes, encontraba a su lado la buena sintonía de (con más minutos que Derrick Rose en la segunda mitad) con . El primero terminaría con 11 asistencias, un buen puñado de ellas hacia Porzingis, destrozando la frágil defensa de los Nets. El ala-pívot letón acabaría rompiendo el partido en el último cuarto, anotando 11 de sus 21 puntos totales. Como extra, el novato también firmaría su mejor partido con 14 puntos en solo 15 minutos de juego.

Sin un base del nivel de Jennings para plantar cara, los Nets acabaron claudicando en la segunda mitad. Sus 14 puntos de desventaja fueron suficiente castigo pese a su buen inicio. Con este triunfo, los Knicks (3-4) se ponen por delante de los Nets (3-5) en la simbólica competición entre ambos equipos.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Washington entierra a los Celtics en 12 minutos

DeRozan y Lowry detienen el buen momento de OKC

Siguiente