Los Knicks vuelven a la realidad con cinco derrotas seguidas


Hace apenas dos semanas los New York Knicks eran una de las más bonitas sorpresas de la liga. Viendo el nivel de su plantilla y sus dos grandes remontadas ante Utah Jazz y Atlanta Hawks, sumaban récord positivo por primera vez en mucho tiempo (5-3).

Sin embargo, el conjunto dirigido por Tom Thibodeau ha vuelta a la realidad. Es decir, que están llegando las derrotas, y ya son cinco consecutivas. En la pasada madrugada no pudieron ante los Cleveland Cavaliers (103-106) de un Andre Drummond que se adueñó de la zona rival con 33 puntos y 23 rebotes. La última vez que un jugador de los Cavs alcanzaba tales cifras fue Carlos Boozer en diciembre de 2004.

Su compañero Cedi Osman agregó 25 tantos con un 5/9 en triples; y Larry Nance Jr. completó el trío de anotadores con 14 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias y 2 robos. Un partido muy completo para él.

La triste historia de los Knicks, que tuvieron en sus manos el triunfo, pero R.J. Barrett les condenó con dos pérdidas consecutivas cuando apenas restaban 01:19 minutos para el final del choque que los Cavaliers supieron aprovechar mediante Drummond primero, y de un Damyean Dotson que castigó a su ex equipo (13 puntos).

“Ha sido una derrota especialmente dolorosa porque jugamos muy duro”, admitió Barrett al NY Post. “Pero ya se ha terminado. Tenemos que aprender de los errores, seguir adelante y tratar de ganar. Creo que lo estamos intentando. Trabajamos muy duro y luchamos todo lo que podemos. Lo haremos bien”, agregó.

Pero no todo fueron malas noticias. Julius Randle volvió a su nivel All-Star con 28 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias; Barrett, salvo sus acciones del final, también completó un interesante encuentro con 20 tantos. Por último, cabe destacar al novato Immanuel Quickley. Los Knickerbockers pueden tener base titular para rato: 23 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias partiendo desde la segunda unidad.

“En términos de pérdidas de balón, fueron muy costosas. Es el final. Es el último cuarto y tenemos que aprender a que es un partido completamente diferente. La intensidad es distinta, el oficio es distinto, así que creo que será un buen aprendizaje. Con suerte aprenderemos de ello”, admitió Tom Thibodeau.

(Fotografía de portada :Jason Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.