Los Lakers ganan en Cleveland uno de los partidos más raros de los últimos años

108 – 119

Una tragicomedia. Así está siendo la temporada de los Lakers, con un último capítulo vivido en la noche del miércoles que debe quedar para el recuerdo.



“Ha sido, de lejos, uno de los partidos más raros que he visto nunca”, dijo Mike D’Antoni.

Los Angeles Lakers vencieron en Cleveland a pesar de terminar el partido con solo 5 jugadores disponibles, y eso gracias a una poco conocida regla de la NBA que permitió D’Antoni mantener a en pista a pesar de haber cometido 6 faltas.

Cayendo uno a uno

Los californianos comenzaron la noche con ocho jugadores listos, pero de nuevo las lesiones hicieron presencia, por lo que entre los problemas físicos y las eliminaciones por faltas D’Antoni se quedó con 4 hombres, algo no admitido por la liga. Fue por ello por lo que Sacre pudo seguir jugando.

Primero fue el que se dañó la rodilla y hubo de abandonar el partido en la primera parte; después acumuló seis faltas y fue excluido del encuentro; más tarde, en el último cuarto, Jordan Farmar no pudo continuar al comenzar a sufrir calambres en la pierna izquierda.

En ese momento los Lakers contaban con 5 jugadores, por lo que cuando Sacre cometió su sexta personal a falta de 3:30 para el final del partido, los colegiados informaron a D’Antoni que debía designar a un jugador para seguir en pista ya que la NBA no admite que un equipo se quede con 4 jugadores. En el caso de que un jugador eliminado por faltas siguiese jugando, los Lakers recibirían una técnica por cada vez que cometiese una personal, por lo que D’Antoni decidió probar fortuna con Sacre.

“No conocía la regla, pero es una buena regla”, bromeó D’Antoni.

La situación fue tan bizarra que , vestido de ropa de calle, se marchó corriendo al vestuario para cambiarse y poder jugar si era necesario. D’Antoni explicó que no tenía ninguna intención de utilizar al canadiense después de haber jugado la noche anterior tras casi tres meses de baja.

“No iba a poner a Nash, no era una opción para nosotros, pero otra posibilidad que comentamos es sacar de nuevo a Jordan y dejarle en una esquina”, explicó D’Antoni. “Cuando los árbitros me explicaron las opciones, decidimos mantener a Robert. Sabía que sería inteligente y no cometería muchas más faltas”.

Una lista interminable

El martes los Lakers fueron noticia por perder a dos jugadores por lesión ( y ) el día que recuperaban a otros dos ( y Jordan Farmar), pero anoche la lista aumentó con las caídas de Young y Farmar.

A ellos hay que añadir a Pau Gasol y Kobe Bryant, quienes ni siquiera viajaron con el equipo y no se les espera hasta quizá después del All-Star.

Grandes números cuando más falta hacía

Los Lakers rompieron su nefasta racha de 7 derrotas consecutivas merced al 18/37 cosechado en triples, un nuevo récord de la histórica franquicia. La gran actuación de la primera parte, en la que anotaron 70 puntos, también les facilitó el trabajo.

encestó 26 puntos, la cifra más alta de su corta aventura en la NBA, y Steve Blake consiguió el primer triple-doble de su carrera con 11 puntos, 10 rebotes y 15 asistencias. Farmar colaboró con 21 puntos, Wesley Johnson con 20 y los Lakers finalizaron con un meritorio 53,2% de acierto en tiros de campo.

Horribles Cavs

Tras llegar a ir perdiendo por 30 puntos en el tercer cuarto, Mike Brown revolucionó al equipo y puso a cuatro suplentes junto a durante el último periodo.

fue el máximo anotador del encuentro con 27 puntos, Varejao terminó con 15 puntos y 13 rebotes y Anthony Bennett aportó 14 tantos y 8 rebotes.

fue uno de los damnificados de Brown, aunque entendió la decisión de su entrenador.

“Merecían seguir en pista. La segunda unidad hizo un gran trabajo. Hay que darles crédito. Si hubiese sido el entrenador, yo también hubiera hecho lo mismo”, dijo Irving, autor de 11 puntos tras fallar 9 de los 14 tiros que intentó.

Aún así la remontada de los Cavaliers se quedó corta y sufrieron su sexta derrota consecutiva, igualando su peor racha de la temporada.