Los Lakers hacen morder el polvo a Denver

Tenían los ganas de conseguir una victoria ante Denver y anoche por fin lo consiguieron. Los angelinos se impusieron por 112 a 103 a los , logrando así su segunda victoria de la temporada contra la franquicia de Colorado este curso.

Tras dos derrotas cosechadas en sus visitas a Denver en diciembre y la pasada semana, los Lakers tuvieron que emplearse a fondo para lograr un triunfo que por momentos parecía lejano ya que los Nuggets controlaban el marcador por 13 puntos de ventaja a falta de 14 minutos. Pero desde ese momento el equipo californiano pisó el acelerado a fondo para terminar de remontar en el último cuarto ganando ese periodo por 35 a 21 y cerrando la noche con un parcial a su favor 45 a 23.

Mike Malone, técnico de Denver, fue duro y claro con lo que vio en sus jugadores. “Pienso que al final del tercer cuarto tuvimos a jugadores en pista que no estaban preparados para jugar. Eso nos evitó poder cerrar el cuarto en una buena línea”.

Kyle Kumza y Julius Randle fueron los más anotadores de los Lakers con 26 puntos y 13 rebotes cada uno, mientras que logró 12 de sus 23 puntos en el cuarto periodo. Lonzo Ball concluyó el choque con 5 puntos, 8 asistencias y 9 rebotes, pero de nuevo se mostró errático en el tiro con un 2 de 11 en los lanzamientos e incluso le hicieron faltas adrede por su baja efectividad desde la línea. Es su segundo 2 de 11 consecutivo.

No fue una noche fácil para Murray

El máximo anotador de los Nuggets fue Wilson Chandler con 26 puntos y 10 rebotes, mientras que aportó 15 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias. Pero el foco estuvo en , el jugador que se convirtió en el enemigo público número 1 de los Lakers de manera momentánea.

Murray tuvo encontronazos verbales con jugadores de los Lakers en los dos anteriores partidos después de que en diciembre hiciese un extraño gesto rodeando a Lonzo Ball con el partido decidido. Anoche Murray fue abucheado desde el momento en que fue presentado y cada vez que tocó el balón ocurrió lo mismo. Incluso hubo cánticos despectivos contra él y Thomas le lanzó el balón expirando el tiempo. Murray terminó con 18 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias.

Malone, sabedor de que el ambiente estaba caldeado antes del partido, trató de evitar que su equipo entrase en una lucha de guerrillas y advirtió a sus jugadores para evitar “sinsentidos” y “no estar preocupados por lo que pudiera pasar”.

Aún así fue una pésima noche para los intereses de Denver, pues además de soportar la situación con Murray, la derrota les deja en la décima posición del Oeste ya que ganaron anoche Thunder, Pelicans, Timberwolves, Clippers, Jazz y Spurs, todos rivales directos.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

J.R. Smith, suplente a través de mensaje de texto

Popovich: el regreso de Leonard depende de los médicos del jugador

Siguiente