Los Lakers impidieron a Ball someterse a una cirugía no autorizada

La terrible temporada de Los Angeles Lakers ha llegado a su fin dentro de las canchas, pero parece ser que fuera de ellas todavía nos quedan sorpresas por conocer.

A finales de febrero, el equipo necesitaba evitar que Lonzo Ball se sometiera a una cirugía no autorizada en el tobillo izquierdo que había planeado su ex socio comercial Alan Foster, con el conocimiento del padre del jugador, LaVar Ball,

Cuando los Lakers se enteraron de la situación después de una llamada de Ball, la organización informó al base de que no permitiría el procedimiento y que podría anular su contrato si se sometía a la cirugía. Trabajando con el entonces agente de Ball, Harrison Gaines, los miembros de los Lakers lograron convencer al jugador de segundo año para que suspendiera el procedimiento.

Ha sido un año difícil para Ball dentro y fuera de la cancha. El jugador de los Lakers sufrió una lesión en el tobillo el 19 de enero contra los Houston Rockets que terminó con su temporada y ha provocado disminuciones en sus promedios por partido con respecto a su año de novato, incluidos puntos, rebotes y asistencias. El jugador de 21 años recientemente cortó sus lazos con Foster después de determinar que le faltaban más de un millón de dólares de sus cuentas comerciales y personales. También lo está demandando por más de 2 millones de dólares en daños, más intereses. Ball despidió a Gaines la semana pasada y ahora está representado por la agencia de Hollywood CAA.

(Foto de portada de Sean M. Haffey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!