Los Lakers se colocan líderes del Oeste tras ganar en San Antonio


Desde que cayeron ante los Clippers en la jornada inaugural, Los Angeles Lakers solo conocen la victoria. El conjunto de Vogel logró su quinto triunfo consecutivo al derrotar a los Spurs por 96-103 en el AT&T Center, lo que le permite escalar hasta la primera posición de la Conferencia Oeste y la segunda de la NBA, solo por detrás de los invictos 76ers. Los texanos, por su parte, perdieron la oportunidad de ser ellos quienes se auparan al liderato y caen al séptimo puesto con un balance de 4-2.

El choque estuvo dominado por los angelinos en muchos tramos del mismo, y de hecho durante el tercer cuarto llegó a augurarse un triunfo más holgado. Un gran final de primera mitad les había colocado 13 puntos arriba, y a la salida de vestuarios llegaron a colocarse con 47-66, pero los pupilos de Popovich no estaban dispuesto a rendirse tan pronto.

Murray se queda solo

El cuadro local fue poco a poco reduciendo la distancia, pero no fue hasta el último cuarto cuando realmente equilibraron el marcador. Lo hicieron de la mano de Dejounte Murray, que vivió unos minutos de inspiración ofensiva y se echó a la espalda a su equipo para empatar el partido prácticamente en solitario. El base entró a pista con 76-83 en el marcador, y se encargó de anotar los siguientes 14 puntos de los Spurs para empatar el partido a 90 con poco más de cuatro minutos por jugarse, alzándose así como la gran figura de los suyos y poniendo en serios apuros a los Lakers.

No obstante, poco más pudo hacer a partir de entonces. Los angelinos respondieron con un parcial de 0-8, y cerraron la única vía de anotación de los texanos para asegurarse un final relativamente plácido dadas las circunstancias. Durante 8 minutos y 27 segundos, nadie que no fuera Murray logró un solo punto para San Antonio, algo que acabó con cualquier atisbo de remontada pese al ímpetu de Dejounte.

Nuevo triple-doble para LeBron

Los Lakers, que volvieron a demostrar una notable capacidad para rehacerse y superar situaciones complicadas, estuvieron liderados por sus dos estrellas. LeBron James, con 21 puntos, 13 asistencias y 11 rebotes firmó su segundo triple-doble consecutivo tras el conseguido ante los Mavericks; mientras que Anthony Davis, con 25 tantos y 11 rebotes, fue el máximo anotador del encuentro.

Sin embargo, hubo bastantes hombres de rotación que cuajaron también grandes actuaciones. Avery Bradley, autor de 16 puntos, fue fundamental en los mejores momentos de los suyos entre el segundo y el tercer periodo; Kentavious Caldwell-Pope, que acabó con 13, fue quien respondió con dos canastas consecutivas en el momento en que los Spurs pusieron el 90-90; mientras que Dwight Howard se fue hasta los 14 tantos y 13 rebotes en un muy buen encuentro. Es más, el pívot fue determinante en el último cuarto, pues solo en este periodo anotó 10 puntos, capturó 6 rebotes y colocó 2 tapones.

Por el lado local, Murray fue el máximo anotador con 18 tantos, a los que añadió 11 rebotes, 4 asistencias y 2 robos. Le siguió, también con un doble-doble, Rudy Gay, que en su caso terminó con 16 puntos y 10 rebotes, mientras que DeMar DeRozan y LaMarcus Aldridge firmaron actuaciones bastante discretas, sobre todo el segundo, y se quedaron en 14 y 8 puntos respectivamente.

(Fotografía de portada: Ronald Martínez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.