Los Lakers sobreviven a un hiperactivo Russell Westbrook

Los recibían a Oklahoma City en un delicado momento, acumulando dos derrotas consecutivas en casa y sin contar con el tocado D’Angelo Russell, su mejor base, para enfrentarse a uno de los directores de juego más difíciles de parar de la NBA. hizo todo lo posible, por las buenas o por las malas, para darle la victoria a sus , pero un triple que resumía a la perfección lo que ha sido la carrera de le daba la victoria a los Lakers por 111-109.

Arranque imponente

El equipo angelino salió lanzado en el primer cuarto. Con de base titular, el equipo angelino aprovecharía un flojo arranque de Russell Westbrook para abrir una ventaja de 13 puntos (16-29 tras 12 minutos). Nick Young, quien sería al final el héroe del partido, anotaba 7 de sus 17 puntos en el primer cuarto para liderar a los Lakers en ataque. Los Thunder, eso sí, estarían a punto de disputar sus mejores minutos.

Oklahoma City remontaba el partido con de inesperado ejecutor y con un excelso Westbrook en la distribución (7 puntos y 6 asistencias en el segundo cuarto). Eso sí, el base mostró una cara demasiado energética, ganándose una flagrante de primer grado sobre . Tras el descanso, además, Westbrook hacía sangrar a con sendos golpes en la cara, jugándose la expulsión. Pero, aguantando en el partido, sería el inevitable timón de Oklahoma City hasta el final.

Una peculiar canasta ganadora

Los Lakers, eso sí, respondieron con una actuación colectiva. (18 puntos) y un combativo Larry Nance Jr. fueron un soplo de aire fresco desde la segunda unidad. Russell Westbrook (23 de sus 34 puntos tras el descanso) acaparaba toda la atención de los Lakers en defensa, pero pararle era misión imposible. El partido iba a resolverse en las posesiones finales, y lo hizo de forma épica.

, el mejor socio para las asistencias de Russell Westbrook, anotaba un palmeo a 13 segundos del final que ponía uno arriba a Oklahoma City. Luke Walton, entrenador de los Lakers, diseñaba una jugada que parecía darle la última bola a , previo paso del novato . Pero el balón era “robado” por Nick Young, quien tras lo que pareció ser algún paso más de la cuenta lanzó un forzado triple que se fue directo a la red. Westbrook fallaría el deseperado intento de ganar sobre la prórroga, y la victoria se quedaría en Los Angeles.

Lo que le viene a los angelinos

Para los Lakers, ganar a los Thunder fue especial, tras haber perdido los 9 partidos anteriores ante su rival de este martes. Además, alcanzaron a Oklahoma City en la clasificación del Oeste compartiendo ambos un balance de 8-7. El próximo reto de los Lakers, eso sí, será mayúsculo, con dos partidos consecutivos ante unos Warriors que acumulan ocho victorias consecutivas. Precisamente la última derrota de Golden State fue ante el equipo angelino por un rotundo y sorprendente 117-97 el pasado 4 de noviembre.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Denver saca partido de la inconsistencia de los Bulls

Jordan y Jabbar reciben el máximo honor de Estados Unidos

Siguiente