Los Lakers triunfan en Miami a lomos de un gran Thomas

Estos Lakers siguen teniendo buena pinta y van a competir hasta el último partido de temporada. Y esto es una gran noticia para la NBA, que poco a poco recupera para la causa a uno de sus equipos históricos, tras años de récords nefastos y sensaciones horribles. Anoche, los de asaltaron Miami (113-131) y obtuvieron su victoria número 27 de la temporada.

En una exhibición ofensiva lanzada sobre todo a partir del segundo cuarto (26-40), los Lakers continuaron con su racha y la colocan ahora en 4-0. Además del éxito en Miami, la mejor noticia para sus intereses a corto plazo es el rendimiento de , quien con 11 puntos en los tres primeros minutos del tercer cuarto, redondeó una actuación de 29 tantos, 6/11 en triples, 4 rebotes y 6 asistencias. Sí, su mejor actuación no solo con los Lakers sino de toda la complicada temporada que vive el base.

Ball

Volvió al quinteto titular y rindió de maravilla. Si Thomas representa las buenas noticias a corto plazo para los Lakers, es el futuro a medio y largo plazo. Anoche, 6 rebotes, 7 asistencias y 6 robos, para convertirse en el primer Laker desde (1989) en hacer estos números, según señala StatMuse. Además,  8 puntos y 2/3 en tiros triples. Desde el regreso de su lesión, Ball ha firmado 8/12 en triples, un excelente 58,8 por ciento. Julius Randle, 25 créditos anotadores, tuvo igualmente una notable velada para unos Lakers que no vencían en Miami desde 2008.

Más victorias que en todo el curso pasado

No es un gran botín este de 27 triunfos y poco reseñable en el global de su andadura por la NBA para una franquicia ganadora como son los Lakers. Hasta ahí todo bien, pero si decimos que a falta de mes y medio de competición los Lakers ya llevan más victorias que en toda la campaña 2016/17 la cosa ya mejora. Ahora, ya tienen los mismos triunfos que en toda 2013-14, que marcaba hasta ayer el mejor registro de éxitos de las cinco últimas ediciones de la NBA para los Lakers. Será superado.

Con 27-34 de balance, los playoffs del imposible Oeste quedan demasiado lejos, pero no tanto el reto de alcanzar la interesante cifra de 40 victorias. Para ello deben ganar 13 de los últimos 21 partidos que tiene por delante la escuadra de Walton, es decir, irse un poco por encima del 50 por ciento de encuentros ganados en este tramo final.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los 76ers pueden con la impotencia de Cleveland

No hay ‘buyout’ para Jarret Jack, que seguirá en los Knicks

Siguiente