Los Lakers vencen a Charlotte con solvencia


Howard firmó 16 puntos, 10 rebotes y 4 tapones para demostrar que ha vuelto a Los Ángeles centrado en su trabajo

Los Angeles Lakers ya carbura, y en varias direcciones. Anoche, en un triunfo frente a Charlotte Hornets por 120-101 que cimentó en un parcial de 18-2 a partir del final del tercer cuarto, se pudo ver que la profundidad del equipo y el nivel de la mayoría de sus piezas le debe permitir ir sumando victorias sin que el esfuerzo de sus estrellas deba ser excesivo.

Al inicio del partido fue Anthony Davis quien tomó el mando con 25 puntos de sus 29 totales en la primera mitad. Cuando el jugador interior levantó el pie del acelerador, LeBron James, autor de 20 puntos y 12 asistencias, cogió el relevo. El Rey, habituado a dominar los partidos desde el inicio, no anotaría hasta que restaban 1:40 para concluir el primer tiempo, una muestra más del buen roster que han formado los Lakers. Y para terminar, Dwight Howard, de quien algunos dudaban pese a sus palabras, acabó por erigirse en tercer espada de oro y púrpura con una brillante actuación.

Vítores a Howard

El pívot, quien desde que abandonó la disciplina angelina había sido recibido con silbidos y abucheos en el Staples Center, ha dado la vuelta a tal situación en un abrir y cerrar de ojos. Ante los de Carolina del Norte firmó 16 puntos (100% en tiros de campo), 10 rebotes y 4 tapones en 22 minutos (+23 en pista) para encandilar a los aficionados. Y es que no faltaron referencias a la grada tras sus acciones, incluyendo el clásico movimiento de dedo índice diciendo ‘no’ a lo Dikembe Mutombo tras un tapón. Acertó, el Staples le ovacionó.

Acabado el partido, Howard fue cuestionado por su conexión con el público. El center señala que se trataba únicamente de poner su granito de arena para estar más cerca de la victoria. “No estaba pensando en nada más que en hacer todo lo posibles para ayudar al equipo a ganar manteniendo a la multitud enchufada. Suceden grandes cosas cuando haces eso. Voy a seguir haciendo lo que sea necesario y disfrutando de cada momento sobre la cancha”.

Cuestión de profundidad

LeBron está realmente contento con lo que está viendo. Además de las mencionadas actuaciones, JaVale McGee aportaría 10 puntos, Quinn Cook sumaria 12 puntos y 8 asistencias desde el banquillo y Kentavious Caldwell-Pope añadió 10 puntos cuando llegaba a esta noche con un 0 de 11 en tiros de campo en los dos primeros encuentros del curso. “Ese es el lujo de nuestra profundidad”, espetó James respecto a lo hecho por Howard y el resto de sus compañeros.

Bridges brilla

Charlotte no hizo mal partido; es más, tal y como señala James Borrego, estaban compitiendo bien. Durante la primera mitad la igualdad fue máximo y solo el tirón de los Lakers al final del tercer periodo rompió tal dinámica. Para alcanzar esa opción de pelear gran parte de la noche fue esencial el rendimiento de Miles Bridges, quien destacó con 23 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias. “Bridges realmente destacó esta noche con su madures, la forma en la que ha crecido, la presencia que tiene, la forma en que atacó… Asumió el desafío de defender a LeBron… Estuvo genial esta noche”, comenta su entrenador. Junto a Bridges también estuvieron por encima de la decena de puntos Cody Zeller (19), Terry Rozier (19) y Dwayne Bacon (15). Eso sí, el banquillo apostó únicamente 17 unidades.

(Fotografía de Sean M. Haffey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.