Los Lakers vuelven a ganar gracias a un imparable Jordan Farmar

126-122

Los Angeles Lakers volvieron a saborear el triunfo de la victoria gracias a un inmensurable . El base estableció el récord anotador de su carrera con un total de 30 puntos. Además, logró un impresionante 8/10 desde la larga distancia.



“Fue solo el flujo del partido”, admitió Farmar. “Estaba siendo agresivo, tomé los lanzamientos cuando estaba en situación y tuve la fortuna de poder anotarlos”, agregó.

El conjunto de oro y púrpura, que va camino de igualar el peor récord histórico de la franquicia, supo sobreponerse a los Kings, que contaban con la ausencia de , para romper una racha de 3 derrotas seguidas.

“Cuando ganamos es divertido”, dijo Mike D’Antoni. “Estos chicos necesitan un poco de azúcar de vez en cuando y éste lo fue. Hemos tenido problemas, pero esta noche lo hemos conseguido y estoy feliz por ellos”, destacó.

El recién llegado continúa aprovechando sus minutos de juego. El ex de los Celtics acumuló 23 puntos en 23 minutos. Por su parte, consiguió 22 tantos, 5 rebotes y 6 asistencias y otros 22 puntos y un 3/3 desde el triple.

Los Angeles Lakers finalizaron la noche con un impresionante 19 de 27 en el triple (70,4%), estableciendo el registro más alto de la historia de la franquicia en lanzamientos convertidos desde la larga distancia.

“Parecía que nos daba el ritmo con los lanzamientos de tres puntos (Jordan Farmar)”, explicó D’Antoni. “Obviamente, él no puede irse todas las noches hasta los 8 triples, pero está jugando muy bien”, destacó.

En los Sacramento Kings, Rudy Gay fue el más destacado con 32; seguido por con 26 tantos y 12 rebotes y el base con otros 26 y 8 asistencias.

El entrenador utilizó su 14ª alineación diferente en lo que va de temporada. Ante la ausencia de Cousins, Jason Thompson partió como ‘cinco’ titular y Derrick Williams como ‘cuatro’.

“Es una gran parte de nuestro equipo”, dijo Malone sobre Cousins. “Ya sea DeMarcus quién lleve o no el uniforme, la defensa de esta noche fue inaceptable. Estoy avergonzado por nuestro esfuerzo defensivo, pero yo sabía que íbamos a ser capaces de conseguir en la ofensiva lo que nosotros quisiéramos porque ellos tampoco defienden”, explicó.