Los Mavericks tropiezan en su visita a Houston


Los Rockets evitaron su sexta derrota consecutiva a costa de los Mavericks. El cuadro de Houston se impuso en el derbi texano por 102-93, poniendo fin a la racha de cinco triunfos de Dallas y frenando a su intento de alcanzar la sexta plaza del Oeste.

John Wall, ausente en los últimos cuatro encuentros, fue el gran artífice del triunfo, no solo por sus 31 puntos sino por el momento en que llegaron algunos de ellos. Pese a arrancar el último cuarto con 11 tantos de ventaja (75-64), los de Silas dilapidaron su ventaja y vieron cómo los Mavs igualaban el choque a 89-89, momento en que respondieron con un decisivo parcial de 9-0 de los cuales 7 puntos fueron obra del ex de los Wizards. El base terminó además con 7 asistencias y 4 robos de balón, y sus minutos en pista se saldaron con un +22 para los suyos.

Christian Wood, con 22 tantos y 10 rebotes, volvió a ser su mejor escudero, acompañado por un Kelly Olynyk que firmó una sorprendente actuación de 10 puntos y 18 rebotes. El canadiense superó así su récord personal de capturas en un partido, que era de 16, y demostró una vez más su capacidad para aportar cosas sobre la pista aun sin el juego más lustroso o espectacular. Por su parte, Kevin Porter Jr. terminó con 14 tantos, completando la lista de integrantes de los Rockets en dobles dígitos.

¿Porzingis reclama protagonismo?

En los Mavericks, tanto Luka Doncic como Kristaps Porzingis terminaron empatados con 23 puntos, aunque logrados de forma bastante desigual. El esloveno, lejos del gran nivel de efectividad de otras noches, volvió a tener problemas para convertir tiros exteriores y se quedó en un 1/9 en triples, lo que lastró sus datos de acierto (9/26) y, sumado a sus 5 pérdidas, le hizo vivir un encuentro bastante gris. Es cierto que logró sumar 9 rebotes y 5 asistencias, pero ni así pudo acercarse a su nivel habitual.

El ala-pívot, por su parte, estuvo mucho más acertado, pues convirtió más de la mitad de sus lanzamientos (10/19) y firmó un doble-doble al terminar con 12 capturas. Sin embargo, su aportación en el último cuarto fue insignificante, ya que en los 7 minutos que estuvo sobre la pista en el mismo solo logró aportar un rebote y no llegó a ejecutar ni un solo tiro a canasta. Esto llevó a que se le preguntara por qué no había estado más involucrado en ataque en dicho periodo, a lo que respondió con mala cara y de forma bastante pasivo-agresiva: “Buena pregunta. Así son las jugadas que estamos ejecutando. Ya ha pasado antes”.

(Fotografía de portada: Tim Nwachukwu/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.