Los Nets, cautos con la recuperación de Caris LeVert

Si hay algo que no existe en Brooklyn son prisas. Embarcados en una reconstrucción a todos los niveles -dirección deportiva y banquillo incluidos-, los saben que su futuro no pasa por forzar la máquina este año, sino por dar pasos cortos y seguros hacia un futuro mejor.

Con esa hoja de ruta, no es de extrañar que una de sus apuestas más talentosas, , sea tratado con todo el cariño necesario para que su comienzo en la NBA sea lo más plácido posible. Así, el general manager del equipo, , afirma que aunque está “progresando bien” de su lesión no correrán riesgo alguno por verle demasiado pronto en acción.

Seleccionado en el puesto 20 del pasado draft por Indiana, los neoyorkinos ven en este base/escolta formado en Michigan un valor de futuro con el que prefieren ser pacientes.

Constante línea ascendente

Habiendo completado su etapa universitaria, este escolta nacido en Ohio ha demostrado una excelente capacidad para progresar con paso firme. Así, en cuatro años jugando para Michigan ha aumentado en cada uno de ellos sus números en puntos, rebotes y asistencias hasta alcanzar, en el curso 2015-16, los 16,5 puntos –incluido un 44,6% desde el triple–, 5,3 rebotes y 4,9 asistencias.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Las casas de apuestas hacen sus quinielas para la 2016-17

Pekovic, descartado para el training camp

Siguiente