Los Nets despejan dudas arrollando a Indiana


Después de perder tres partidos consecutivos y dar una imagen bastante pobre en la faceta defensiva, los Nets necesitaban un golpe de autoridad que les ayudase a recuperar sensaciones, y lo dieron ante Indiana. El cuadro de Brooklyn se impuso a los Pacers por 104-94, un marcador que está lejos de reflejar el dominio en el partido de los neoyorquinos, que fueron ganando por hasta 36 puntos y brillaron, contra todo pronóstico, en defensa.

Y es que los de Nash llevaron a los de Indianápolis a disputar los que seguramente fueron sus peores 24 minutos de baloncesto de la temporada en la primera parte. Los Pacers no pudieron pasar de los 30 puntos anotados en el total de los dos primeros cuartos, permitiendo a los locales duplicarles en el marcador al descanso (62-30) en la que fue la mayor paliza que los Nets hayan propinado a cualquier rival en una primera mitad desde su mudanza a Brooklyn. Aun cuando el avance del partido permitió a los visitantes maquillar el marcador, fue imposible borrar la sensación de dominio de los locales, necesitados de una noche así.

Por establecer una comparación con el encuentro anterior, los Pistons fueron capaces de anotar 38 puntos a los neoyorquinos en el primer cuarto, mientras que Indiana necesitó más de 27 minutos para alcanzar dicha cifra. “No hemos brillado demasiado en defensa en lo que llevamos de temporada, así que es una gran noticia ver que podemos avanzar en la dirección correcta” reconoció Joe Harris.

Irving lidera el ataque

No obstante, las buenas noticias no llegaron solo en la parte defensiva. En el otro lado de la cancha, los Nets estuvieron comandados por un sensacional Kyrie Irving, que terminó el choque con 35 puntos y 8 asistencias y se encargó de liderar a los suyos en ausencia de Kevin Durant. El base brilló especialmente a la hora de forzar y convertir tiros libres, ya que viajó 17 veces a la línea de personal (récord personal) y anotó todos y cada uno de sus intentos desde ella.

James Harden, por su parte, tuvo una noche más gris, pues aunque terminó con 19 tantos, 11 rebotes y 5 asistencias firmó pobre 4/13 en el tiro y perdió 5 balones. Joe Harris, con 17 puntos, fue el tercero en anotación, mientras que DeAndre Jordan logró un doble-doble al anotar 12 y capturar 13 rebotes.

En los Pacers, Domantas Sabonis y Malcolm Brogdon fueron una vez más los hombres más destacados, aunque se quedaron lejos de sus números habituales al no poder pasar de los 18 y los 15 tantos respectivamente. En general, fue una noche para olvidar para los de Bjorkgren, que acumulan ya cuatro derrotas consecutivas y han caído hasta el sexto puesto de la conferencia.

“Nos hemos ido frustrando en ambos lados de la cancha y la situación se ha ido retroalimentando” confesó el técnico. “En ataque, hemos estado muy estáticos, y a ratos nos hemos limitado a mirar a nuestro alrededor en lugar de jugar con agresividad”.

(Fotografía de portada: Al Bello/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.