Brooklyn da continuidad a la mala racha de los Hornets


Los Nets hicieron gala de sus numerosos recursos parar acabar con los Charlotte Hornets. Aun sin James Harden, los de Steve Nash lograron llevarse el choque por 130-115, manteniéndose cerca de los 76ers en la pelea por el liderato del Este y endosando su cuarta derrota consecutiva a los de Carolina del Norte, que se complican sus opciones de pelear por la clasificación directa a los playoffs.

Tres hombres de la plantilla neoyorquina superaron la veintena de puntos, y entre ellos el máximo anotador fue Joe Harris con 26. El escolta estuvo particularmente fino en el tiro exterior, pues terminó con 6 triples en su haber (6/9), tantos como Landry Shamet (6/11), el mejor de la segunda unidad con 20 tantos. Ambos comandaron a los Nets en esta faceta, haciendo posible que los de Brooklyn sumaran 21 aciertos desde el perímetro en solo 41 intentos.

El otro jugador en alcanzar la veintena fue Kevin Durant, que regresó tras perderse el choque del miércoles ante Philadelphia y lo hizo con 25 puntos y 11 asistencias. El alero no necesitó forzar ni hacer un enorme despliegue para destacar, y presumió de efectividad al anotar 8 de sus 12 lanzamientos a canastas para firmar otra gran noche. Kyrie Irving, por su parte, tampoco buscó acaparar los focos, y ejecutó apenas 11 tiros para marcharse con 12 tantos y 6 asistencias en su haber.

El choque se movió en términos parejos durante muchos minutos, pero en cuanto los Nets pisaron el acelerador en el tramo final no hubo historia. Con un parcial 19-3 en el arranque del último cuarto, los locales dejaron el encuentro visto para sentencia, rompiendo las esperanzas de unos Hornets que dejaron buenas sensaciones pero que poco pudieron hacer a la hora de la verdad.

Miles Bridges, con 33 puntos y 9 rebotes, fue uno de los responsables de que los de Charlotte se mantuviesen en el partido durante un buen tramo, así como Terry Rozier, que terminó con 27 tantos y 10 asistencias. Además, los de Borrego se encontraron con una sorpresa positiva en forma de Vernon Carey Jr., quien apenas había tenido peso en el equipo pero que dio un golpe sobre la mesa en su primera oportunidad para hacerlo.

El pívot, número 32 del pasado draft, había jugado 33 minutos y anotado 8 puntos en toda la temporada, cifras que superó esta misma madrugada. El rookie fue titular por primera vez y contó con 34 minutos sobre la pista, tiempo que aprovechó para irse hasta los 21 tantos gracias a su capacidad para sumar tanto en la pintura como desde la media distancia e incluso el triple. De esta forma, demandó más oportunidades de cara a un final de temporada regular en el que actuaciones como esta podrían ayudar a los Hornets a mantenerse en la zona noble del Este.

(Fotografía de portada: Sarah Stier/Getty Imagers)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.