Los Nets se llevan el derbi con un triple-doble de Harden


Los Brooklyn Nets se llevaron el segundo derbi neoyorquino de la presente temporada al imponerse a los New York Knicks en el Barclays Center por 112 a 117.

James Harden guió la machada local con su décimo nuevo triple-doble del curso: 21 puntos, 15 rebotes y 15 asistencias con un perfecto 9/9 desde la línea de personal.

El conjunto que dirige el canadiense Steve Nash se afianza en la 2ª plaza del Este con un récord de 27-13. Los Nets han ganado en 13 de las últimas 14 jornadas, y desde que llegó Harden al equipo suman un destacado 20-7.

La Barba estuvo acompañada por Kyrie Irving, máximo anotador de los suyos con 34 puntos; y secundado éste por el veterano Jeff Green con 21 tantos. Los Nets continúan obteniendo victorias a pesar de la importante baja de Kevin Durant que se alargará entre 10 y 15 días adicionales.

Por su parte, los Knicks llegaron a recortar hasta 18 puntos para llegar con opciones al tramo final del partido; sin embargo una última discutida acción arbitral sacó de sus papeles a Julius Randle, que tuvo que ser retenido por sus compañeros.

“Estaba frustrado. Obviamente luchamos mucho para volver al partido y estábamos tratando de ganar esta noche. Así que solo fue eso”, admitió Julius Randle al medio ESPN.

La estrella de los Knickerbockers sumó 33 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias y 3 robos de balón; seguido por un R.J. Barrett que completó 23 tantos, y de un Immanuel Quickley que estrenó titularidad ante las numerosas bajas en el puesto de base con 21 puntos.

Los Knicks no pudieron contar con Elfrid Payton (tendón de la corva), Derrick Rose (protocolos COVID-19), Austin Rivers (motivos personales) y Mitchell Robinson (fractura de mano). La próxima jornada finalizarán una gira fuera de casa de cuatro partidos que les ha llevado a enfrentarse a Bucks, Thunder, a los citados Nets, y por último al mejor récord del Este: Philadelphia 76ers.

Griffin, preparándose

Los Nets no han querido tener prisa con Blake Griffin desde que anunciaran su fichaje y, pese a sus semanas de descanso ya en Detroit, están mimándole para su regreso a los terrenos de juego con un tratamiento específico para su maltrecha rodilla izquierda.

“Está lo suficientemente sano para jugar, pero solo estamos tratando de corregir algunas deficiencias físicas para ayudarle en su rodilla y también aumentar su actividad para que vuelva a jugar lo más seguro posible”, explicó Nash. “Estamos realizándole un seguimiento, sigamos construyendo así y le tendremos de regreso muy pronto”, concluyó.

(Fotografía de portada: Al Bello/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.