Los nuevos Rockets cogen ritmo: cinco victorias consecutivas


Quién dijo que no había vida tras James Harden. Houston no solo ha acumulado elecciones de primera ronda del draft con el adiós de La Barba, sino que ha liberado –mental y deportivamente– a un grupo de jugadores que tiene ganas de jugar, competir y ganar.

Superados los problemas físicos de John Wall, con Christian Wood de vuelta y un Victor Oladipo con el piloto de reivindicación encendido, los Rockets han pasado de ser un equipo que parecía a la deriva a ser otro que juega, convence y suma a día de hoy cinco victorias consecutivas tras derrotar a los Pelicans en New Orleans.

Wood fue el máximo anotador para marcharse a los 27 puntos y 9 rebotes. Wall anotó y repartido juego con 15 puntos (4 de 6 en triples) y 15 asistencias. Oladipo aportó otros 20 puntos, 7 asistencias y 6 rebotes. Sí, cierto es que no hablamos de Big Three de Brooklyn, pero tienen muy buena pinta y cuentan además con el apoyo de Eric Gordon desde el banquillo. ¿Equipo de playoffs? Toca esperar, pero si les respetan las lesiones pueden estar en la pelea.

“Estamos avanzando en la dirección correcta, estoy seguro. Ahora parece que nos estamos conjuntando especialmente en el lado defensivo, creando un buen ataque a partir de la defensa, moviendo el balón y haciendo las cosas que imaginé que haríamos como grupo”, comenta un satisfecho Stephen Silas, head coach de los Rockets.

Pelicans y su irregularidad

El efecto de la victoria ante Milwaukee ha durado eso, un partido. Los Pelicans querían luchar por estar en playoffs y por ahora andan bien lejos de tal objetivo. Con solo tres victorias en los 12 últimos encuentros el balance queda en un 7-11 que no les da para más que ser 14º en la Conferencia Oeste. Zion Williamson, como acostumbra, estuvo bien con 26 puntos y 7 rebotes, pero no terminó nada contento con el esfuerzo colectivo.

“Una cosa es que un equipo esté metiendo los tiros, pero cuando juegan más duro que nosotros y eso les lleva a hacer tiros… es que ni siquiera nos damos la oportunidad de ganar”, sentencia.

Junto al número 1 del draft de 2019 estuvieron en dobles dígitos de anotación Brandon Ingram (15 puntos) y Eric Bledsoe (15 puntos). Lonzo Ball, quien venía de jugar realmente bien ante los Bucks, se quedó en solo siete puntos con un 1 de 6 en triples. En conjunto firmaron un 12 de 41 desde la línea de tres puntos.

(Fotografía de Jonathan Bachman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.