Los ‘nuevos’ Wolves doblegan a New Orleans

Minnesota consiguió anoche su segunda victoria consecutiva, su segundo triunfo desde que el sábado pasado fuera traspasado a los . Balance de 2-0 sin la que era una de sus estrellas, para unos más relajados, más tranquilos, y que ayer supieron mantener el tempo del encuentro para vencer a los Pelicans (107-100).

Buen debut de los nuevos

Minnesota no solo tiene otros aires por la marcha de Butler, sino que de vuelta ha recibido algunas piezas interesantes desde Philadelphia. Dos de esas tres incorporaciones debutaron este miércoles con la camiseta de los T-Wolves: y , mientras que , quien arrastra problemas de rodilla, no se estrenó.

Covington, titular, jugó 41 minutos, empezando a palpar lo que son las extenuantes formaciones de Tom Thibodeau. Firmó 13 puntos, 7 rebotes, 2 asistencias, 2 robos y 1 tapón. Por su parte, Saric, suplente, estuvo en pista 20 minutos para 9 tantos, 3 rebotes, 1 asistencia y 2 robos de balón.

Remontada fallida de los Pelicans

Mediado el segundo cuarto, los Timberwolves masacraban a New Orleans con un aplastante 52-31, que se convertía en la máxima ventaja de la noche. De ahí, tras la canasta de Taj Gibson que ponía todas las alarmas en el banquillo de NOLA, vino una reacción visitante para ir limando la distancia, reducida a la casi nada a falta de 12 minutos (85-81). Y a la nada en el último cuarto, cuando un parcial de 0-8 para NOLA les llevó desde el 94-88 al 94-96 con lo que se colocaban por delante por primera vez en la noche merced a una canasta de Jrue Holiday desde el tiro libre.

Restaban 4 minutos y 40 segundos y NOLA había hecho casi lo más difícil. Decimos casi, porque más complicado que llegar es mantenerse, más difícil que remontar es consolidar el trabajo hecho. Los Pelicans fallaron en esto último. Un triple abierto de (23 puntos en total), más un tiro libre suyo y un 2+1 de Karl-Anthony Towns (25 puntos y 16 rebotes), lanzaron a Minnesota, que ya de la mano del propio Wiggins y de Jeff Teague, 14 puntos y 14 asistencias en la ausencia de Derrick Rose, selló la victoria.

Por New Orleans, E’Twaun Moore, quien venía de hacer el récord personal de puntos en la campaña, con 30 tantos ante Toronto, firmó 31 puntos frente a Minnesota, su segunda mejor anotación como profesional en la NBA. Él, , 29 puntos y 11 rebotes, Nikola Mirotic, 16 tantos y 10 capturas, y Jrue Holiday, 14 puntos y 10 rebotes, los mejores de unos Pelicans que ven cortada su racha de tres victorias seguidas y que se colocan con 7-7 de balance, fuera de momento de los playoffs del Oeste, como también lo están los Wolves, 6-9 de balance aunque en dinámica positiva.


Apoya a nbamaniacs y consigue acceso a contenido extra varias veces por semana. Aquí te contamos cómo hacerlo.