Los Nuggets recuperan sensaciones apalizando a San Antonio

Los Denver parecen decididos a aferrarse como sea a la segunda plaza del Oeste. El conjunto de Colorado, que venía de sufrir una dolorosa derrota ante los Warriors, se rehizo en menos de 24 horas para acabar imponiéndose a San Antonio por un contundente 113-85, actuación que les permite recuperar parte de la confianza perdida en Oakland.

Los de Malone son otro equipo cuando juegan como locales, algo que no escapa a la vista. La de anoche fue su victoria número 32 en el Pepsi Center, lo que les convierte en el mejor equipo del Oeste y el segundo mejor de toda la NBA en su pabellón, solo superados por los Bucks. Milwaukee suma también 32 triunfos en el Fiserv Forum, pero acumula solo 6 derrotas por 7 de Denver.

También los son notablemente mejores cuando juegan en casa, y de hecho su rendimiento lejos de su pabellón es incluso deficiente. Con esta derrota, su balance como visitante es de 14-25, lo cual no invita al optimismo de cara a unos playoffs en los que tendrán siempre el factor cancha en contra. Es más, los de Popovich son ahora mismo octavos, lo que les depararía un cruce contra los temibles Warriors en primera ronda en el que es difícil augurarles nada bueno.

Vuelta a la normalidad

Tras el mazazo recibido en Oakland, los Nuggets se reencontraron anoche con su mejor versión, en la que, como no podía ser de otra forma, ejerció de director. El serbio rozó el triple-doble tras firmar 20 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias, y lo hizo además con un excelente 9/10 en tiros de campo.

Con 14 tantos y 11 asistencias, fue el principal apoyo del pívot en el quinteto titular, mientras que Monte Morris y Malik Beasly lideraron la segunda unidad con 19 puntos cada uno. Esto permitió a Malone contar siempre con dos quintetos bien equilibrados, lo que convirtió a Denver en un martillo pilón que no hizo sino aumentar cada vez más su ventaja. Los locales fueron siempre por delante, y, sin necesidad de ningún parcial especialmente llamativo, fueron abriendo una brecha que llegó a ser de hasta 30 puntos (109-79).

Noche breve para Popovich

Si San Antonio apenas pareció hacer acto de presencia en la pista, su entrenador prácticamente llevó esto a la literalidad. fue expulsado del encuentro cuando solo se habían disputado 63 segundos del mismo, momento en que recibió dos técnicas durante un tiempo muerto que él mismo había solicitado. Según Elias Sports Bureau, la última vez que un entrenador fue expulsado en los dos primeros minutos fue el 2 de enero de 2012, cuando Flip Saunders, técnico de los Wizards, se fue a vestuarios a los 106 segundos de un partido ante los Celtics.

En la pista, prácticamente ninguno de sus pupilos dio el tipo, y de hecho el máximo anotador fue , que no pisó el parqué hasta que los suyos iban ya 19 puntos abajo (79-60). El rookie acabó con 16 tantos, los mismos que , que fue quien hizo algo relativamente parecido a dar la cara en un encuentro para olvidar a nivel colectivo.

Con todo, el calendario de los Spurs de aquí a final de curso es bastante más relajado, ya que a los texanos les queda visitar a Wizards y Cavaliers y recibir a los Mavericks. Si bien su debilidad lejos del AT&T Center ha quedado más probada, parece un camino no muy complejo para buscar mejorar su octavo puesto antes de que lleguen los playoffs.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

El reto Pascal Siakam

Portland alcanza las 50 victorias con récord de Evan Turner

Siguiente