Los orgullosos Jazz evitan la barrida ante los Rockets

Un fenomenal trabajo en equipo condujo a Utah a la victoria sobre los en el Game 4 de la primera ronda del Oeste (107-91). Con este triunfo, los dieron una alegría a su afición, evitaron ser barridos de la serie, colocaron el 3-1 en la misma y mantienen un hilo de vida que se podría extinguir el miércoles si los Rockets cortan por lo sano en casa y ponen el 4-1, o que podría prolongarse algo más si Utah hace lo más complicado, ganar a domicilio a un rival que está en forma pero que en sus dos duelos de Salt Lake City se ha mostrado algo más vencible.

Crowder y Rubio lanzan a Utah

, 23 puntos, tremenda producción inicial con 12 unidades en los primeros 5 minutos (más que todo lo conseguido en el total de los duelos 2 y 3 de la serie), y , doble-doble de 18 puntos y 11 asistencias, espolearon a los Jazz desde el comienzo. Ellos fueron uno de los exponentes del citado trabajo coral de los locales, donde Donovan Mitchell, que tuvo la bola para poder cambiar el destino de las cosas el sábado, amarró 31 tantos. Desde el banquillo, Royce O’Neal, 11 puntos y 11 rebotes, y Derrick Favors, 12 unidades y 11 rebotes, pusieron el oxígeno que dejaron de dar Joe Ingles (3 puntos) y Rudy Gobert (4 tantos). No fue la noche de ambos de cara al aro, con pocos tiros, pero tampoco importó demasiado.

Los Jazz, de la mano de los 25 puntos combinados entre Crowder y Rubio, se situaron con una ventaja de 14 tantos, tras un parcial de 10-0 que movió el encuentro del 20-16 al 30-16 con el que se encaraba la conclusión del primer asalto. Esa tónica fue mantenida por los Jazz, 53-47 al descanso, buena renta que valió a los chicos de Quin Snyder para resistir el 23-32 que encajaron a la vuelta de los vestuarios y que puso en peligro su triunfo. Con 12 minutos por celebrarse, los Rockets tenían las semifinales del Oeste en su mano (76-79). Pero una valerosa reacción de Utah, marcada en un parcial de 1-15 y dos triples de Mitchell, reanimaron a los Jazz y les condujo hacia el triunfo, ilustrado con u 31-12 global en este periodo que, de momento, evita el fin de la serie y que supondrá un desgaste extra para los Rockets a la hora de pasar de ronda.

En Houston, con 30 puntos fue el máximo anotador. Para él, 8/19 en tiros de campo, con 6/12 en triples. Parece superada la terrible velada en el tiro del fin de semana, cuando arrancó el Game 3 con un pavoroso 0/15, aunque luego acertó en los momentos decisivos. Chris Paul, 23 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias, 5 robos y 2 tapones, el más completo de una escuadra de Mike D’Antoni que no pudo firmar el siempre complicado 4-0 y que buscará sentenciar en casa.

(Fotografía de portada: Gene Sweeney Jr./Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Phoenix Suns despiden a Igor Kokoskov

El honorable esfuerzo de Blake Griffin: “Ha jugado con una pierna”

Siguiente