Los Pacers aprovechan la ausencia de Bosh para igualar la serie (1-1)

La baja por lesión de Chris Bosh ya ha hecho su primer estrago en los . Anoche, el equipo de Miami no pudo con unos que supieron aprovechar perfectamente sus oportunidades, y se impusieron por 75-78. Esta victoria para Indiana supone empatar la serie a 1-1, la cual se traslada ahora al Bankers Life Fieldhouse de Indianápolis, donde se disputará este jueves el Game 3.

“La defensa y el rebote. Hemos construido este equipo para luchar en todo tipo de batallas, y eso lo podemos hacer gracias al trabajo en defensa y en el rebote”, subrayó el entrenador de Indiana, Frank Vogel. Lo cierto es que fue en estas circunstancias de juego donde más notó Miami la ausencia de Bosh, viéndose superados por unos Pacers que impusieron su ley en los rebotes – 50-40 a su favor – y en los tapones – 7 a 5 –. Es más, según STATS LLC, fue la primera vez en la historia de la franquicia de Miami en la que sólo dos jugadores anotaron más de 5 puntos en un partido, ya sea de regular season o de Playoffs con 28 puntos, 9 rebotes; y Dwyane Wade, con 24 puntos y 6 rebotes –.

Ante esta situación en los aros, – 16 puntos y 10 rebotes – supo desenvolverse como pez en el agua, campando a sus anchas por la pintura de los Heat. West estuvo bien secundado por , con 10 puntos y 11 rebotes, así como por George Hill, gracias a sus 15 puntos.

“Bienvenidos a los Playoffs”, señaló un para el que “la serie ha comenzado ahora para nosotros. Ellos han ganado en nuestra cancha, y es ahora cuando tenemos que reunirnos y prepararnos para el siguiente partido. Ahora nada más importa que eso”. Los Heat cuentan a su favor con que el brillo de sus dos estrellas sanas sigue resplandeciendo demasiado, incluso a pesar de un partido tan desastroso como el de la pasada madrugada. Aspectos como el 34,6% en tiros de campo, la nula aportación desde el banquillo o no acertar en los tiros libres determinantes – como los 2 que falló Lebron James a falta de 54 segundos, y que podrían haber cambiado el rumbo del partido – son algunas de las cosas que han de cambiar para que Miami no vuelva a tropezar así.

A pesar de todo el potencial que atesoran los Heat, la serie ahora se inclina ligeramente hacia los Pacers. “Siento que tendríamos que ir 2-0”, matizaba al acabar el partido un Paul George para el que las sensaciones de la eliminatoria han cambiado. Para los jugadores de Indiana la fórmula a seguir está clara, como señala Danny Granger: “Su tercer mejor anotador tenía 5 puntos. Tenemos muy claro lo que debemos hacer, y aunque Lebron anotó mucho, siempre hay que detener a los demás”.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.