Los Pacers van 23-0 cuando su rival se queda por debajo de los 90 puntos

El Phillips Arena no es un lugar cómodo para los . Quitando la victoria que consiguieron en el sexto partido del último enfrentamiento en Playoffs, anteriormente los de Frank Vogel habían encadenado doce derrotas consecutivas cuando pisaban Atlanta. De hecho, la última victoria en regular season databa del 22 de diciembre de 2006.



La pasada madrugada, tal racha se quebró. Los Pacers se llevaron por 85-89 un duelo en el que y fueron los más destacados con 22 y 18 puntos respectivamente.

“Éste ha sido un lugar difícil para nosotros, pero creo que esta noche hemos venido con la motivación correcta”, señaló West. “Ellos nos batieron la última vez que estuvimos aquí”.

Una de las claves indirectas de que se produjera este triunfo es que los Pacers lograron meter a los en una estadística en la que siempre son favorables. Y es que cuando el oponente de los de Indiana se queda por debajo de los 90 puntos, éstos acumulan un demoledor balance de 23-0.

“Ya no tengo que responder preguntas sobre [las derrotas que teníamos aquí] nunca más”, recalcó Vogel. “Hemos tenido muchos enfrentamientos aquí, pero no era nada sobre lo que estábamos perdiendo el sueño”.

La ofensiva de Atlanta

Y es que no fue una gran noche de cara al aro para los locales. Sólo y acabaron con dobles figuras en la anotación, con 15 y 12 puntos cada uno.

“Ofensivamente, simplemente no fue una de nuestras mejores noches”, explicó el entrenador Mike Budenholzer. “Creo que hay que darle a Indiana y a su defensa mucho mérito en ello”.

Estadísticas obtenidas de Elias Sports Bureau, Basketball Reference y NBA.com