Los Pelicans toman Portland al ritmo de Rondo y Davis

La única victoria visitante en la jornada que abría los playoffs de la NBA 2018 fue en el último partido del sábado. Los pudieron con los (95-97) en un encuentro marcado por el dominio visitante, que llegó a ser de 19 puntos, y por la dirección de , quien firmó 17 asistencias, y la anotación de , 35 puntos. New Orleans se coloca 0-1 en una serie que promete ser uno de los cruces estrella del Oeste.

Rondo, a los mandos

Cuando el base se propone dirigir y asistir es uno de los mejores de toda la liga. En este curso ya ha firmado portentosas actuaciones como asistente y anoche, aunque lejos de las 25 asistencias que dio en diciembre de 2017 contra los Nets, sus 17 pases de canasta en Portland marcaron el rumbo ofensivo de NOLA. Rondo, peor en el tiro que en dar canastas a sus compañeros, añadió 6 puntos (3/9 en tiros de campo), 1 robo y 8 rebotes.


Pero es que la carga ofensiva, el hecho de anotar en los Pelicans, no debe pasar por Rondo, quien, como vemos, está generalmente dedicado a otros menesteres. Para mirar al aro ya está el líder de todo esto, y más en ausencia de DeMarcus Cousins. Anthony Davis celebró a lo grande su regreso a los playoffs con 35 puntos, tope no solo del encuentro sino de toda la jornada sabatina. La Ceja está empeñado en llevar lo más lejos posible a los suyos y añadió a ese trabajo anotador 14 rebotes, 1 asistencia, 2 robos y 4 tapones en 40 minutos. A lo suyo. Davis, de hecho, cerró cualquier opción de éxito rival con dos tiros libres que colocaron el 92-97, solo decorado por un triple inservible de C.J. McCollum con la velada agonizando.

Además de Davis, tampoco nos podemos olvidar de , quien firmó su mejor actuación en unos playoffs con unos completos 16 puntos, 11 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y 4 tapones, estableciendo mejores marcas personales en unas eliminatorias por el anillo en puntos, rebotes y tapones. Jrue Holiday, 21 puntos, remató el ataque de los Pelicans

Lillard, exprimido

El buque insignia de los Blazers hizo lo que pudo, pero el no estar del todo fino en ataque, o al menos al nivel de acierto que nos tiene acostumbrado, pasó factura a Portland. Damian Lillard jugó 42 minutos, una barbaridad en la que únicamente pudo irse hasta los 18 puntos, aunque trabajó bien en otras líneas, con 7 rebotes y 7 asistencias. Lillard dejó una hoja de tiro de 6/23 en lanzamientos de campo, especialmente mal en los tiros de dos, con un pésimo 2/14, algo mejorado desde el triple, merced a su 4/9.

Davis, 32,2 puntos de media en playoffs

Hay un dato que habla por sí solo del nivel de Davis en las eliminatorias por el anillo. Hasta anoche, la única vez que el ala-pívot se había asomado a este escenario fue en 2015, cuando los Warriors barrieron a los Pelicans a pesar del buen trabajo del interior, que firmó en todos y cada uno de los duelos de ese 4-0 en contra más de 25 puntos. Tras conseguir ayer sábado su primera victoria en los playoffs, los 35 puntos de Davis le hacen ser el quinto jugador de siempre en la NBA que anota 25 tantos o más en sus cinco primeros partidos de una post temporada, algo que hasta el momento solo habían logrado Kareem Abdul-Jabbar, Lebron James, Wilt Chamberlain, and Earl Monroe.

Davis promedia en esos cinco choques de playoffs 32,2 créditos anotadores y hasta en tres ocasiones se ha ido por encima de los 30 puntos. Su récord son los 36 del cuarto partido ante Golden State de 2015, seguidos de los 35 que anotó en el compromiso que abría esa serie y por los 35 encestados para acabar con Portland.