Los Pistons ponen fin a su mala racha en Orlando

Tras cinco partidos sin conocer la victoria, los Detroit se reencontraron con ella en el Amway Center después de superar a los Orlando por 96-103. El cuadro de Dwane Casey parece ir dando bandazos en este inicio de curso, pues dicha racha de cinco derrotas llegó tras abrir la temporada ganando los cuatro primeros partidos, lo que los convierte en uno de los conjuntos cuyo nivel real se hace más difícil de calibrar a estas alturas. Los de Florida, por su parte, llegaban al choque tras enlazar dos victorias consecutivas, pero no fueron capaces de dar continuidad a su buen momento.

Drummond y las barbaridades estadísticas

Cuando un jugador convierte en rutina alcanzar la veintena en más de un apartado estadístico sabemos que nos encontramos ante algo grande. Este no fue exactamente el caso de anoche, pues el pívot acabó el choque con 23 puntos y 19 rebotes, pero la facilidad con la que es capaz de alcanzar estos guarismos noche sí noche también resulta realmente escalofriante. Esto no es en absoluto una novedad, pero lo que sí llama la atención es que, con las 19 capturas de anoche, el de los Pistons promedia 16,6 rebotes por partido, cifra que, si logra mantener hasta final de temporada, sería la más alta jamás promediada por un jugador en el siglo XXI. Por si quedaba alguna duda, estamos ante una auténtica bestia de los tableros.

Acompañando a Drummond en el juego interior estuvo , que se fue hasta los 20 puntos y 5 rebotes, mientras que se encargó de aportar 15 tantos, incluido el tiro de tres que sentenció el choque a falta de poco más de un minuto. Fueron también fundamentales y , autores de cuatro y tres triples respectivamente que permitieron a Detroit no estancarse en esta faceta e impidieron a la defensa de Orlando cerrarse excesivamente sobre la pintura.

Fournier sigue inspirado

, autor de la canasta sobre la bocina que dio el triunfo a los Magic ante Cleveland, volvió a ser el hombre más destacado de los suyos tras anotar 27 puntos con un 12/19 en tiros de campo, aunque esta vez no fue suficiente para sumar un nuevo triunfo. Junto a él, destacaron , que firmó un doble-doble de 15 tantos y 10 rebotes, y D.J. Augustin, que se fue hasta los 16 puntos. Quien no tuvo su mejor noche fue el rookie , que no pudo hacer más que anotar una canasta, capturar dos rebotes y colocar dos tapones.