Los planes de Phil Jackson


A poco menos de tres días para que se abra un nuevo periodo de agentes libres, los New York Knicks cuentan con 27 millones de dólares para reforzar una plantilla que apenas cuenta tres jugadores en nómina.

Carmelo Anthony, José Manuel Calderón y Cleanthony Early son los únicos con contrato garantizado a falta de firmar a los rookies Kristaps Porzingis y Jerian Grant.

Langston Galloway podría continuar una campaña más si los Knicks ejecutan la ‘team option‘ por valor de 900.000 dólares;  y están los casos como Alexey Shved, Travis Wear y Quincy Acy, todos ellos elegibles para extenderles la ‘qualifying offer‘.

El jugador ruso es el que más probabilidades tiene de continuar, ya que según fuentes del NY Post, Jackson quiere que siga en el equipo. Lo mismo que Jason Smith que, pese a que su contrato expira, tiene muchas opciones de ampliarlo.

Un pívot, el principal objetivo

Si hay algo primordial en los planes de los Knicks es la búsqueda de un pívot. Greg Monroe lleva la delantera, pero han surgido otros nombres como Robin Lopez, DeAndre Jordan, Roy Hibbert y LaMarcus Aldridge.

«Es una prioridad encontrar un hombre grande que pueda ayudar a defender y sea el ancla de nuestra defensa, un hombre veterano que nos pueda ayudar en la ofensiva y que sea físico», admitió Derek Fisher en rueda de prensa.

«Todo ello sin importar lo que hemos escogido en el Draft. Necesitamos tamaño, que será vital para nosotros«, reconoció.

Dentro del perfil veterano y con buenas capacidades ofensivas encaja a la perfección David West, quién recientemente ha quedado liberado de su contrato con los Pacers después de rechazar su ‘player option‘.

Respecto al pívot rocoso y defensivo que tanto reclaman, Monroe no da con el perfil, pero otra opción interesante para los de Nueva York es Robin Lopez, a priori más barato y accesible que el actual de los Pistons.

Matthews y Green, opciones para el ‘dos’

Con la salida de Tim Hardaway Jr. a los Atlanta Hawks, los Knicks no cuentan con ningún escolta puro entre sus filas. Ante este panorama, el que más interesa a la gerencia es Wesley Matthews, actualmente recuperándose de una rotura en el Talón de Aquiles.

La ‘opción B’ es Danny Green, magnífico lanzador, con mucha experiencia y un buen tándem defensivo. Sin embargo, se antoja complicado que pueda bajarse del barco de los San Antonio Spurs.

El nombre de DeMarre Carroll también se ha vinculado a la franquicia neoyorquina. Quizás sea el mayor especialista defensivo de los tres, pero no es la primera opción para ellos. Actualmente apenas cobra 2,5 millones, pero según todos los rumores, triplicará o cuadriplicará su sueldo este próximo verano.

 


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.