Los problemas cardiacos derivados del coronavirus preocupan a los doctores


Con el reinicio de la temporada de NBA cada vez más cerca, la preocupación con respecto a cómo afectará a esta la pandemia mundial va tomando nuevos matices. Si bien los protocolos de actuación ante un positivo están bien definidos, ahora son otros temas los que suscitan dudas, y uno de ellos es el relativo a los potenciales efectos secundarios que manifiesten los posibles infectados.

Según informa Baxter Holmes, periodista de ESPN, un general manager de uno de los equipos que estarán en Orlando ha manifestado, solicitando el anonimato, una cierta intranquilidad al respecto: “Existen efectos desconocidos sobre la capacidad pulmonar y la salud cardiaca” asegura. “¿Qué ocurre sin un jugador da positivo y se le aísla durante 14 días hasta recuperarse pero luego arrastra problemas de corazón? ¿Y si se vuelve más susceptible a sufrir fatiga? Hay demasiadas incógnitas…”.

El protocolo actual no ignora este tipo de problemas, pues cada jugador contagiado se someterá a un examen cardiaco antes de poder reincorporarse a la competición, pero lo cierto es que pasar de dos semanas de parón a la actividad normal puede ser un cambio muy duro para muchos. El propio John DiFiori, director de medicina deportiva de la NBA, reconoce esto.

“Cualquier que haya estado dos semanas sin entrenar necesitará algún tiempo para recuperar su forma” dijo. “Es importante que tanto cuerpos técnicos y médicos como jugadores entiendan esto, pues además del tiempo necesario para que desaparezca el virus harán falta más días para recuperarse y estar en condiciones de competir”.

Un descanso más que necesario

Matthew Martínez, cardiólogo asesor de la Asociación de Jugadores ha incidido en la importancia del periodo de descanso posterior a un positivo. “La gravedad del daño al corazón puede aumentar si se continúa haciendo ejercicio tras superar la infección. Es por ello por lo que nos preocupa que dicho alto nivel de actividad física pueda aumentar el riesgo de sufrir un accidente cardiaco si ha habido un daño provocado por el virus”.

Con todo, el protocolo de la NBA ha sido avalado por el Consejo de Cardiología Deportiva del Colegio Americano de Cardiología, lo que parece confirmar la eficiencia del mismo. No obstante, la propia Liga ha reconocido que este es susceptible de modificaciones, pues la información que se tiene sobre la enfermedad evoluciona cada día y cualquier decisión merece ser revisada si el objetivo es garantizar la salud de los implicados.

(Fotografía de portada: Gene Sweeney Jr./Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.