Los Raptors acarician sus primeras Finales tras ganar en Milwaukee

Quién habría dicho tras el Game 2 que el siguiente partido en el Fiserv Forum se saldaría con estas consecuencias. Tras marcharse perdiendo 2-0 de su primera visita a Milwaukee en la serie, los han dado la vuelta por completo a la eliminatoria, y con el triunfo en el quinto partido por 99-105 están ya a una sola victoria de disputar por primera vez unas Finales de la NBA. El sábado, de vuelta al Scotiabank Arena, los canadienses podrían vivir el mayor éxito de su historia.

El triunfo se cimentó, como casi todos los anteriores en esta postemporada, en el espectacular partido de , el hombre que llegó para que cambiar el rumbo de la franquicia y que está cumpliendo con creces. El alero terminó con 35 puntos, 9 asistencias y 7 rebotes, y fue una vez más la referencia de los suyos en los dos lados de la pista. En su primer año en Toronto, ya ha liderado al equipo a su temporada con más victorias en playoffs (11), y, si mantiene este nivel, quién sabe hasta dónde podrá comandar a este equipo.

En los , volvió a ser el mejor, pero, como viene siendo habitual en la serie, estuvo lejos de su versión más dominante. 24 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias son números que los Raptors firmarían de antemano en la previa de cada encuentro, más aún si, como ocurrió, el griego es incapaz de hacer que el ataque de Milwaukee fluya a su alrededor. Si Giannis se atasca, los de Budenholzer lo hacen con él, y si algo han sabido hacer los de Nurse es impedir que el heleno entre en el ritmo de juego que le ha hecho imparable durante meses.

Banquillo y rebote

A estas alturas de la eliminatoria, no sorprende a nadie que la aportación de la segunda unidad (de los jugadores de rotación en general) y el dominio reboteador son dos aspectos que han desequilibrado distintos choques, y esta vez fueron factores dominados por Toronto. Pese a que los locales capturaron más rebotes (53-45), solo 8 de ellos fueron en el aro rival, lo que redujo completamente las segundas opciones con las que tanto daño hicieron en el Game 1. Los Raptors, si bien tampoco fueron una pesadilla en este sentido, se hicieron con hasta 10 rebotes ofensivos, dos de ellos más que oportunos a falta de menos de dos minutos que supieron aprovechar a la perfección.

El duelo de banquillos, por su parte, no estuvo ni siquiera cerca de la igualdad. La inclusión de en el quinteto titular en lugar de Nikola Mirotic hizo que los Bucks volvieran a formar con su alineación titular habitual, pero dejó la segunda unidad algo carente de efectividad. El hispano-montenegrino no está viviendo un tramo especialmente acertado (anoche de hecho no anotó), y los suplentes de Budenholzer, tan decisivos hace tan poco tiempo, no pasaron de los 15 puntos, 12 de ellos anotados por George Hill.

Mientras, frente a ellos disfrutaba de una noche de lo más inspirada. Con 21 tantos, el base fue el segundo máximo anotador de los suyos, y encabezó una segunda unidad que logró anotar 35 puntos. El estadounidense está disputando unos playoffs bastante pobres, pero eligió el mejor momento posible para desplegar su mejor baloncesto y convertirse en un elemento indispensable en el triunfo. Es más, sus 37 minutos en pista se saldaron con un +28 para Toronto.

(Fotografía de portada: Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Klay Thompson: “Prefiero ganar un anillo que estar en el tercer mejor quinteto”

Lowry se convierte en el máximo anotador de los Raptors en playoffs

Siguiente