Los Raptors ponen fin a la racha de Miami


El bueno momento de forma de los Miami Heat llegó a su fin después de que los Raptors asaltaran su pabellón con un 104-106. Los líderes de la NBA, que se quedaron fuera del menú para el día de Navidad, volvieron a la acción visitando una cancha en la que no ganaba nadie desde el 4 de diciembre, y Spoelstra y los suyos no tardaron en demostrar por qué ofreciendo un duelo más que disputado. Solo la determinación de Kawhi Leonard y el acierto de Danny Green en los compases finales permitieron a los canadienses salir victoriosos.

Nick Nurse volvió a contar con las bajas de Lowry y Valanciunas, pero recuperó a un Serge Ibaka que, si bien no disputó un partido brillante, permitió al técnico llevar a cabo una rotación más parecida a la habitual. El hispano-congoleño no pasó de los 6 puntos y 3 rebotes, pero su regreso no puede sino ser bien recibido por Toronto.

El cuadro canadiense, ahogado por la gran defensa de los Heat, llegó a verse 17 abajo mediado el tercer cuarto, momento en que su acierto exterior les hizo despertar. Los Raptors anotaron en este periodo 6 de sus 13 triples, el último de los cuales, convertido por Norman Powell, les permitió marcharse con ventaja a un último cuarto de locura.

Intercambio de golpes

Hasta en 13 ocasiones se produjo un cambio de líder durante los últimos 12 minutos. Fue un toma y daca constante en el que ambos estuvieron contra las cuerdas en varias ocasiones, y que, a falta de 31 segundos, tenía a Miami como ganador tras una canasta de Justise Winslow. Fue entonces cuando apareció el hombre que aparece siempre y al que no se reconoce casi nunca.

Danny Green, con un triple a falta de 22 segundos, fue el autor de la canasta decisiva, y protagonizó además una gran última defensa sobre Dwyane Wade, que tuvo dos oportunidades para cambiar el transcurso del choque. En la primera, su triple se quedó corto, y en la segunda, ya sobre la bocina, no pudo dar dirección a su intento de palmeo a un lanzamiento de Winslow que no tocó aro. Los Heat estuvieron cerca, pero la sexta victoria consecutiva se esfumó cuando más próxima parecía.

La ley de Kawhi

Kawhi Leonard fue el mejor jugador del encuentro con 30 puntos, 19 de ellos anotados en la segunda mitad del encuentro. El ex de los Spurs lideró la reacción de los suyos junto a Fred VanVleet, que convirtió 14 de sus 16 tantos entre el tercer y el último cuarto.

En Miami, los 21 puntos de Winslow le convierten en el máximo anotador, seguido por los 17 de Josh Richardson. Hassan Witheside, con 16 tantos, 12 rebotes y 3 tapones tuvo también una aportación productiva, aunque Spoelstra optó por dejarlo en el banquillo en el tramo final.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.