Los Raptors recuperan sensaciones con un festival anotador en Sacramento


Pocas formas mejores hay de romper una mala racha de resultados que batiendo tu propio récord anotador. Eso fue exactamente lo que hicieron los Raptors en su visita a los Kings, a quienes se impusieron por 123-144 para llevarse su segundo triunfo del curso y respirar con algo de alivio tras su estrepitoso inicio. Si bien esta victoria no compensa por completo el mal arranque (el balance es de 2-6), sí ayuda a ver las cosas de otra manera, ya que los canadienses han empezado por fin a exhibir el potencial que se sabía que tenían pero que no lograban alcanzar.

En ese sentido, Sacramento fue el rival perfecto, ya que pese a comenzar a un gran nivel y colocarse con una ventaja de 19 puntos en el primer cuarto (40-21), dio muchas facilidades y favoreció que los de Nurse brillasen a niveles históricos para la franquicia. Los 144 puntos anotados supusieron la marca más alta para Toronto en un encuentro de temporada regular, superando los 140 que habían alcanzado en dos ocasiones, ambas ante los Wizards (2019 y 2020). No obstante, no es el récord absoluto para ellos, ya que en el cuarto partido de su serie de playoffs ante los Nets en la burbuja lograron llegar a los 150 tantos.

Quien más contribuyó en este apartado fue Fred VanVleet, que firmó 34 puntos y 7 asistencias y se adueñó del duelo en la segunda mitad, facilitando a los canadienses cerrar el choque de forma plácida. El base fue uno de los seis jugadores de Nurse en superar los dobles dígitos, y estuvo seguido por Chris Boucher con 23 y Norman Powell con 22. Por su parte, Pascal Siakam llegó a los 17, y capturó además 12 rebotes para lograr un doble-doble.

También hubo seis jugadores por encima de los 10 puntos en los Kings, de entre quienes destacaron De’Aaron Fox y Harrison Barnes con 23 y 21 respectivamente. Sin embargo, esta contribución en ataque no fue suficiente ante unos Raptors muy inspirados en el tiro de tres (20/39) y que dominaron con claridad el rebote (28-44), aspectos que desequilibraron la balanza.

“Nos han controlado muy bien, especialmente en la segunda parte” reconoció Walton. “Construimos una ventaja importante nada más empezar, pero de repente se enchufaron. Daba igual a quién pusieran sobre la pista, eran incapaces de fallar. Nos relajamos, y en cuanto lo hicimos ellos entraron en ritmo y estuvieron más cómodos”.

(Fotografía de portada: Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.