Los Raptors vencen a Detroit en otro gran partido de Siakam

Cuarta victoria en cinco partidos para los Toronto Raptos. El cuadro canadiense derrotó por 125-113 a los tras una gran segunda mitad, y se mantiene en la zona alta del Este en el inicio de una temporada en la que había ciertas dudas con respecto a su nivel. Pese a la marcha de Kawhi, los de Nurse continúan siendo un equipo competitivo, y si eso es así es gran parte gracias a .

El ala-pívot está viviendo un arranque de curso absolutamente fantástico. Anoche terminó con 30 puntos en su casillero (tercera vez en cinco encuentros que alcanza la treintena), y lo hizo con un 13/21 en el tiro que sigue evidenciando lo eficaz que puede llegar a ser en ataque. El camerunés redondeó su actuación con 5 rebotes, 5 asistencias y 2 robos, números dignos de la superestrella en que va camino de convertirse si es que no lo ha hecho ya.

Siakam fue además determinante en el parcial que rompió definitivamente el partido, pues con 19 tantos en el tercer cuarto comandó los momentos de mayor dominio de los suyos. Fue en este periodo cuando la ventaja, que era de seis puntos al descanso (64-58), alcanzó los 20, dejando visto para sentencia el encuentro.

Pascal estuvo bien acompañado, pues hasta cinco de sus compañeros firmaron dobles dígitos en anotación. De entre ellos, destaca Kyle Lowry con 20, seguido de cerca por y , que se fueron hasta los 19 cada uno y conformaron un gran dúo de suplentes. Los otros en superar la decena de puntos fueron OG Anunoby, con 13, y , único en lograr un doble-doble al añadir 11 asistencias a sus 13 tantos.

Detroit, a la espera de los lesionados

Frente a ellos, los encontraron a unos Pistons mermados por las bajas de Blake Griffin, Reggie Jackson y el rookie Doumbouya, que plantaron cara en la medida de lo posible pero que no pudieron resistir el arreón local tras el descanso. El cuadro de Michigan estuvo además enormemente lastrado por las 20 pérdidas cometidas, que propiciaron 29 puntos de Toronto, algo a lo que, como reconoció Casey en rueda de prensa, “no se puede sobrevivir”.

, con 21 tantos y 22 rebotes, fue el mejor de los suyos a nivel estadístico, aunque sus 35 minutos en pista se saldaron con un -22 para Detroit. Destacaron también dos hombres de banquillo, y , que firmaron 17 puntos y un doble-doble de 16 tantos y 10 asistencias respectivamente.

En general, fue una manera poco solemne de celebrar que la franquicia alcanzaba los 5.000 partidos en la NBA, cifra a la que llega con un balance histórico de 2.422-2.578.

(Fotografía de portada: Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


No es baloncesto

Siguiente