Los Rockets derrotan a Sacramento y siguen evidenciando su mejoría


Todo va volviendo a la normalidad en Houston. Los Rockets, que cada vez se parecen más al equipo que eran la temporada pasada, vencieron a los Sacramento Kings por 132-112 y enlazan ya cuatro victorias consecutivas que les permiten colarse en el octavo puesto del Oeste. Lo que hasta hace nada parecía una gran crisis se ve ahora como un simple bache, y los motivos para volver a confiar en este equipo van poco a poco saliendo a flote. En resumen, todo es como debería ser.

Parte de la culpa la tiene James Harden, que volvió a jugar otro gran encuentro en el que acabó con 34 puntos, 8 asistencias y 3 robos, y promedia 31 tantos por partido en esta racha de cuatro triunfos de los de D’Antoni. También estuvieron a muy buen nivel Chris Paul, que anotó 24 puntos y repartió 9 asistencias, y Clint Capela, autor de 23 tantos y 16 rebotes, que firmaron porcentajes de acierto superiores al 75%. Con ellos tres jugando así, el ataque de los Rockets es capaz de hacer inútil cualquier oposición.

En Sacramento, Buddy Hield y De’Aaron Fox fueron los mejores con 23 y 19 puntos respectivamente, pero no fueron capaces de mantener a los suyos en partido. Esta derrota es la quinta de los Kings en los últimos siete encuentros, lo que les supone salir de los puestos de playoffs y volver a la que debería ser su realidad tras un inicio mucho mejor de lo esperado. Pese a que sus jugadores jóvenes siguen dejando buenas sensaciones, parece que es algo pronto para ponerse objetivos ambiciosos.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.